Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

¿Qué es la dureza del agua?

Cuando las sustancias iónicas se disuelven en agua éstas se separan en los iones que las componen.

13/02/15

Cuando las sustancias iónicas se disuelven en agua éstas se separan en los iones que las componen. Por ejemplo: cuando el cloruro de sodio (NaCl), sal común de mesa, se disuelve en agua se forman por un lado el ion sodio Na+ (positivo o catión) ypor el otro el ion cloruro Cl-(negativo o anión). Estos iones permanecen disueltos en la solución a menos que ocurra algo que los precipite (los regrese al estado sólido). Esto ocurriría por ejemplo si el agua de la solución se evaporara, se saturara y los cristales de sal comenzaran a precipitar.


Ahora entendido esto, que es el proceso básico, ¿qué es lo que genera la dureza de nuestras aguas?, qué tanto complican el lavado, dosificación y otras actividades:

Por lo general la dureza del agua en nuestra zona está dada por la presencia de iones de calcio (Ca2+) y iones de magnesio (Mg2+) disueltos en agua. Otros elementos cationes como aluminio (Al3+) o hierro (Fe3+) pueden contribuir también a la dureza, dependiendo de la zona, pero generalmente su aporte porcentual en la dureza total del agua es bajo.

La dureza más común y problemática es causada por la presencia de bicarbonato de sodio (Na(HCO3)2). El agua lo adquiere cuando la lluvia pasa por piedra caliza (material madre en nuestros suelos). Cuando el agua de lluvia cae disuelve dióxido de carbono (Co2) del aire y forma acido carbónico (H2CO3), por lo que se acidifica ligeramente. El carbonato de sodio (NaCO3), material de la piedra caliza, no es soluble en agua, pero sí reacciona ante el pH ácido del agua formando bicarbonato de sodio (Na(HCO3)2) que sí es soluble en agua.

A esto le siguen otras reacciones donde también interviene la temperatura del agua, reacciones inversas que derivan en la formación de carbonato de calcio (CaCO3) que es el responsable de la formación de incrustaciones de calcio, más conocidas como sarro, e hidróxido de magnesio (Mg(OH2). La combinación de éstos, calcio y magnesio producen lo que se denomina dureza permanente, la cual no puede retirarse por medios mecánicos, sino que deben utilizarse medios químicos.

El termino dureza total es la combinación de calcio y magnesio presente en el agua la cual se mide en mg/L o ppm, este dato es determinante al momento de realizar la dosificación de los detergentes (ácido y alcalino) e incluso del desinfectante.

 

 

 

 

 


Medido en ppm (partes por millón) de CaCO3.


Es importante que el productor conozca estos valores en el agua de su predio, ya que como dijimos es una herramienta al momento de maximizar el resultado de los detergentes y desinfectantes, así como también realizar los ajustes en cuanto al lavado ácido (frecuencia, alternado). El lavado ácido siempre debe ser preventivo, cuando vemos “piedra de leche” en los equipos seguramente ya tengamos cargas bacterianas altas, con el perjuicio que eso genera.

La “piedra de leche” está compuesta por lactosa, grasa, proteínas, fosfatos de calcio, agua y carbonatos, todo esto combinado además con la dureza del agua, las elevadas temperaturas forman sedimentos que se convierten en verdaderos nichos y reservorios para las bacterias.

Estas formaciones no solo elevan los recuentos de UFC (recuento bacteriano)por lo ya explicado, sino que también dificultan el intercambio de calor en diferentes partes del equipo, enfriadores a placa y tanques de frio. Se debe tener especial atención en el lavado de estos elementos, ya que pequeñas formaciones de piedra de leche en tanques, placas y ordeñadoras suelen tener aportes muy importantes al conteo de UFC y por lo general una vez constituidas son suciedades difíciles de sacar. Nunca es recomendable el uso de esponjas duras u otros elementos abrasivos, los cuales sin dudas removerán las incrustaciones pero con el altísimo riesgo de rayar la superficie sanitaria, con el daño permanente que esto significa.

Nota.
Si removemos rayando, cada vez será más común encontrar incrustaciones en esa zona. Si el lavado funciona bien no hay porque realizar limpieza manual (más en tanques de frio).

¿Cuántas veces por semana y cómo realizar el lavado ácido?
Históricamente se realizaban de2 a 3 lavados ácidos semanales dependiendo de la dureza del agua del predio (ppm de CaCO3) por lo que siempre es importante conocer este valor. Las exigencias sanitarias de producto nos han llevado hoy a revisar esta rutina, buscando minimizar la ocurrencia de suciedad asociada a piedra de leche. Es por eso que hoy hablamos de doble lavado alcalino ácido y la recomendación es la siguiente:

Dentro del esquema de lavado diario:
-Enjuague a circuito abierto
-Lavado alcalino (65-70 grados)
-Enjuague
-Desinfección

Agregar de2 a 3 lavados ácidos semanales (dependiendo de la dureza del agua de cada predio) posterior a un enjuague a circuito abierto luego del lavado diario alcalino (jabón). Este lavado ácido podrá hacerse con agua fría, a temperatura ambiente ya que es posterior al lavado alcalino que se realizó con agua a 65-70 grados y que por ende removió toda la suciedad grasa del equipo.

NOTA. Ésta es una rutina preventiva.Si estamos frente a un equipo con suciedad inorgánica (“piedra de leche”) visible debemos realizar el lavado ácido también con agua caliente (65-70 grados por unos 6 a 8 minutos). En estos casos generalmente se recomienda realizar el lavado ácido con agua caliente seguido de enjuague y desinfección previo al ordeñe o alternadamente con el lavado alcalino (mañana y tarde), ya que generalmente no se cuenta con suficiente agua caliente en el predio para realizar los 2 lavados seguidos a buena temperatura.

¿Por qué un lavado preventivo con agua fría y el lavado de shock con agua caliente?
La solubilidad del Carbonato de Calcio CaCO3 es mayor en agua caliente, por lo que ante incrustaciones importantes de piedra de leche debemos asegurar un lavado a buena temperatura (65-70 grados) durante todo el ciclo, evitando que la solución ácida se enfríe,lo que se da en un tiempo de 6 a 8 minutos aproximadamente. En estos casos se recomienda junto a esta rutina de shock una dosis de ataque de entre el 1,5 al 2% de detergente ácido, dependiendo del caso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Ventajas.
Con esta rutina se obtiene un lavado más “completo” dada la remoción tanto de la suciedad orgánica como mineral del equipo, minimizando los problemas asociados a piedra de leche. Los cambios de pH durante los lavados (ácido pH 3 a 3,5 y alcalino pH 11,5 a 12,5) actúan eliminando la prevalencia de bacterias o patógenos resistentes a uno u otro medio.

Prolonga la vida útil de pezoneras, mangueras y otros elementos plásticos del equipo, además de evitar riesgos y pérdidas de tiempo.

NOTA.
Ni los detergentes (acido o alcalino) ni el desinfectante utilizados en los diferentes ciclos de lavado acortan la vida útil de pezoneras y demás piezas de goma o plástico, esto es ya una “creencia popular” pero es errónea. El acortamiento de la vida útil principalmente de las pezoneras se debe a suciedad grasa que se aloja en ellas, producto de un mal lavado.

Miguel TeperinoDepto.de Extensión de HIPOSOL.

Noticias Relacionadas