Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Manejar diferente lo que es diferente

“Cada vez es más notorio a nivel de chacra que manejar la nutrición de las plantas y los cultivos es algo más que aplicar fertilizantes”, dijo el Ing. Agr. Daniel Melo, director de AgroYeitos y especialista en agricultura de precisión

01/02/17

¿Cómo se toma la decisión de instrumentar un sistema de agricultura de precisión?
La posibilidad de manejar diferente lo que es diferente es la puerta de entrada a la agricultura de precisión.
En el manejo del campo es muchas veces evidente que se está gastando mucho en lugares que no responden y en otras zonas del terreno donde rinde muy bien, seguramente estemos asignando pocos insumos. Esto impacta directo en el retorno de todo el capital invertido y su consiguiente ineficiencia del uso de los insumos y del dinero.

Cada vez es más notorio a nivel de chacra que manejar la nutrición de las plantas y los cultivos es algo más que aplicar fertilizantes. Necesitamos entender cómo varían en el terreno las principales variables de decisión al momento de manejar cultivos comerciales, priorizando maximizar la ganancia y minimizar riesgos.

En la actual coyuntura, algunas empresas ya están adoptando la estrategia de redistribuir los recursos según potencial de respuesta, aportando al manejo agronómico el “dónde”, “cuándo”, “qué” y “cuánto”. Se procura aportar la dosis correcta en un lugar apropiado y en el momento oportuno.


¿Cuál es la propuesta del sistema SAPI de ISUSA?
El Sistema de Agricultura de Precisión de ISUSA (SAPI) está pensado para abordar la complejidad en forma fácil y con una visión de eficiencia económica, agronómica y de sustentabilidad. Sustentable en el sentido de cuidar el suelo y manejarlo de acuerdo a su capacidad de producción. Y también sustentable en términos económicos y comerciales.

El SAPI de ISUSA va mucho más allá de la construcción de mapas de colores con zonas, o el muestreo de suelo georeferenciado, o de imágenes satelitales o de mapas de rendimiento. Propone una metodología definida pero flexible donde se pretende generar una relación duradera de intercambio técnico con el productor y sus asesores.

Según sea la información previa de la que se dispone o se genere especialmente para cada caso, se hace un procesamiento a medida de los datos con el objetivo de entender la variación temporal y espacial de los campos. Se discute con el productor una estrategia de manejo en base a esta información y se propone una prescripción o alternativa de manejo variable.

Todo el sistema está en sintonía con los tiempos biológicos pro pios de los procesos agrícolas y de producción de forraje. El esquema de trabajo está preparado para facilitar los aspectos logísticos y operativos; a partir de la enorme capacidad de ISUSA en este sentido; hacer las cosas a tiempo es parte de hacerlas bien.

El SAPI hace un estudio previo de todos los antecedentes; luego, en el campo se estudian los perfiles de suelo y se sacan muestras para los análisis de laboratorio. Con toda esta información procesada, se discuten con el productor los elementos adicionales que ayudan a tomar mejores decisiones en cuanto al manejo de los campos y la nutrición de los cultivos.

Una vez tomadas las decisiones junto al productor, se desencadena un proceso de logística que involucra, ahora sí, la elaboración de un mapa de prescripción y la aplicación variable de fertilizante.


¿Cuáles son los principales resultados en términos productivos y económicos?
Se puede estimar fácilmente el impacto económico de fertilizar bien, de no fertilizar de más gastando donde no responde y de la pérdida de potencial de producción asociada a sub-fertilización en las situaciones de mayor potencial productivo.

Aún así, es fundamental tener en cuenta que el impacto de cualquier tecnología requiere de ensayos específicos, reconocer que es difícil a nivel de producción aislar el efecto de cada variable y considerar que los efectos no son generalmente aditivos.

¿Cuál es el aporte a la sustentabilidad de los sistemas?
El concepto de Agricultura de Precisión en sí suele vincularse a una serie de tecnologías asociada a GPS, satélites, sistemas de información geográfica, plataformas web y “mapas de todo un poco”. También se asoció durante algunos años a máquinas precisas, banderilleros satelitales, cortes de sección, monitores de rendi miento y piloto automático. Todas valiosísimas herramientas y de uso cotidiano en esta forma de trabajo; sin embargo, entendemos que la agricultura de precisión es otra cosa.

Este manejo preciso de los sistemas agrícolas y forrajeros no es otra cosa que agronomía, agronomía con los mismos alcances, desafíos, virtudes y defectos de siempre.

Es por eso que usamos el término agronomía de precisión, porque el conocimiento agronómico es un pilar fundamental para esta actividad.
Desde un enfoque agronómico se pretende interpretar cómo se distribuyen en el terreno y a lo largo de los años las principales variables que al productor le interesan para la toma de decisiones en el manejo de los campos. Es ajustar las prácticas de manejo del cultivo a las necesidades reales de cada lugar del campo para ese año concreto.

El sistema está pensado para abordar el manejo de los campos con una visión de eficiencia y sustentabilidad económica, agronómica y de los recursos naturales involucrados.

¿Cómo se usa esta tecnología en la coyuntura actual del sector?
Los objetivos de los productores son, al igual que siempre, maximizar las ganancias y minimizar los riesgos. Bajar los costos sin perder rendimiento y/o mejorar las chances de capitalizar las mejores situaciones de cultivo. Lo que sin duda ha cambiado es la estrategia y la metodología para lograr estos objetivos.

En un escenario más favorable, como el que hubo en zafras anteriores, se manejó como estrategia levantar las limitantes de áreas de menor potencial y el manejo óptimo de las de mayor potencial.
Sin embargo, la estrategia actual tiende a redistribuir los recursos según potencial de respuesta, priorizando los aspectos económicos y agronómicos del Dónde, Cuándo, Qué y Cuánto.

Esto también implicó ajustes importantes en la metodología y en los costos directos de estas herramientas. Durante algunos años se hicieron grandes esfuerzos en estudiar y ajustar metodologías probando nuevos sistemas de datos y muestreos intensivos para conocer los campos y cultivos. En cambio, en la coyuntura actual, la opción viable es usar sistemas de datos contundentes, probados y de bajo costo. Se plantean muestreos estratégicos para optimizar las prescripciones.

¿Cómo incide la agricultura de precisión en la gestión agrícola ganadera?
La gestión es lo que hacemos naturalmente a nivel de empresa.
Es a veces inconsciente y a veces muy sistematizado, en ambos casos igualmente válidos.

El proceso de gestión puede simplificarse viéndolo como un círculo que implica, registrar o conocer, analizar la información, tomar decisiones, ejecutar las tareas y volver a registrar el resultado como insumo para tomar nuevas decisiones.

Qué tan ágil o flexible sea este círculo virtuoso de gestión, depende de cada empresa y del escenario en que trabajan.
La agronomía y agricultura de precisión bien entendidas no es capan a estos pasos naturales. La única particularidad es que la información que se genera de los procesos de trabajo requiere re gistrarse en sistemas de información geográfica georeferenciada, y que las decisiones y tareas se ejecutan a escala menor que un potrero o lote. Es un proceso natural de ajuste continuo y muy adaptable.


¿Cuáles son las perspectivas de esta forma de trabajo?
Hoy por hoy, y cada vez más, la tendencia es hacia la especia lización de los servicios de agronomía de precisión y los servicios de agricultura de precisión y logística asociadas. Seguramente esta tendencia sea respuesta a la necesidad de bajar los costos directos de esta tecnología y de los costos totales de producción.

La forma de lograr estos objetivos sin sacrificar potencial de producción está muy ligada al aumento de las eficiencias y es ahí donde la agricultura de precisión es una herramienta ideal.
Este camino hacia eficiencia económica requiere ser eficiente en el manejo de los insumos, en la agronomía asociada y principalmente en la logística.

La propuesta que SAPI acerca a los productores está pensada bajo esta concepción de aumentar al máximo las eficacias asociadas a escala sin perder las bondades del trabajo pormenorizado.



JULIO JORAJURÍA, agricultor de la zona de Palo Solo, Colonia, establecimiento Los Trigales

“Por sugerencia de ISUSA comenzamos a probar el SAPI en unas 30 hectáreas hace unos 3-4 años. En la ac tualidad lo hemos ampliado a 40% de los campos propios y vemos este sistema como una forma de no quedarnos para atrás”, dijo a Agrotemario Julio Jorajuría, agricultor de la zona de Los Trigales, en Colonia.
Para el productor, el principal aporte del SAPI es que “los mapas nos indican dónde vamos a obtener mejor res puesta a la fertilización. Con el criterio de abono variable tenemos diferencias de 200 kg de aplicación entre una parte y otra de una misma chacra, lo que quiere decir que hay requerimientos muy variables”.
Luego con el monitoreo de rendimiento de la cosecha dora, se observan claramente las mejoras año a año, es decir que en la producción se refleja ese abono variable.
Para Jorajuría, otra de las ventajas del sistema es que en la historia de los campos van quedando más datos, se genera mucha más información a la que de una manera u otra se le va a sacar provecho.
Respecto al costo del sistema, lo consideró “normal”, ya que “uno no piensa que la inversión no va a ser devuel ta, la distribución de abono se paga bien”.
El productor coloniense dijo que “en nuestra zona los agricultores están cada vez más hablando de estos temas, está creciendo el interés. Son importantes estas tecnolo gías, sobre todo en un panorama en el que la soja es la única que cubre los costos y con una perspectiva cada vez más comprometida para los cultivos de invierno”.

  • Fuente: Agrotemario 63

Noticias Relacionadas