Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Destinos del grano de colza-canola: vea algunas de las opciones para vender la producción

Santiago Molinaro El cultivo de la colza-canola en Uruguay ha crecido en los últimos años y para esta zafra se espera estar en el entorno de 40.000 há sembradas. El destino del grano de esta oleaginosa puede ser para exportación como grano o para procesamiento industrial en la generación de biodiesel.

16/05/17

En la exportación del grano, Fadisol ha incursionado en el negocio hace algunos años. Ignacio Foderé explicó a Tardáguila Agromercados que están trabajando seriamente con la canola, luego de encontrar un nicho en el mercado de exportación. Fadisol ha desarrollado sus propios híbridos de ciclo corto que permiten sembrar soja 2° en fechas de 1°.

Su plan comercial se basa en fijar el precio en 95% de la soja mayo en Chicago. “Cualquier productor de canola se puede sumar, ya que es con materiales libres y con bases comerciales estándares en cuanto a calidad” explicó.

Con respecto a la venta para procesamiento del grano a nivel local, ALUR lo realiza en la producción de Biodiesel. El Ing. Nicolás Ferrari, Gerente de la Unidad de Negocio de Cereales y Oleaginosas de ALUR, expresó a Tardáguila Agromercados que el Plan Comercial para este año busca abarcar 40 mil há, producción que les permitiría sustituir en 100% la soja para destinar a biodiesel.

Este hecho se da por el volumen de canola necesario para producir biodiesel con respecto al de soja. “Con la mitad de volumen de colza se obtiene la misma cantidad de biodiesel que lo que obtendríamos utilizando la soja. Es una de las ventajas que tiene, además de otras características físico-químicas que hacen que el Biodiesel de canola sea preferido al de soja o cebo vacuno” expresó Ferrari.

El precio de ALUR para canola también se fija con la posición de mayo de la soja en Chicago, siendo 11% inferior. “Se fija una producción límite de 1.500 kg/ha con ese precio, y el excedente se toma con un precio diferencial que es 17% inferior a la posición mayo. Esto permite al productor colocar su producción si tiene excedente y a nosotros nos permite seguir sustituyendo otras materias primas” indicó Ferrari.

La producción de ALUR está pensada para consumo local, aunque no se descarta en un futuro incursionar en la exportación. “Este es un año bisagra, porque se verá como le cierran los números a todas las partes. El productor comparará sus márgenes con los de trigo y cebada, mientras que nosotros intentamos disminuir los costos de producción y ayudar en la ecuación de suministro de biocombustibles en ANCAP”.

Noticias Relacionadas