Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Un sistema rotativo basado en la sencillez

La simpleza y la sencillez en diferentes detalles que hacen al funcionamiento del sistema es una de las consignas principales de Diego Echenique para gestionar el pastoreo en Establecimiento El Ñapindá.

02/06/17

La simpleza y la sencillez en diferentes detalles que hacen al funcionamiento del sistema es una de las consignas principales de Diego Echenique para gestionar el pastoreo en Establecimiento El Ñapindá, en las proximidades de Sarandí del Yi (Durazno). “Tenemos potreros fijos chicos para recorrerlos fácilmente, alambrados eléctricos de fácil montaje de un hilo, manejamos el ganado en bloque y buscamos cambios de parcelas rápidos que son realizados tanto a pie, como en moto, caballo o camioneta”, comenta Echenique.

Cuando se hace foco se ve que Echenique tiene muy claro y ordenado conceptualmente cuáles son los pilares de su sistema: “hacemos pastoreo rotativo en todas las categorías, con el objetivo de minimizar tiempos de ocupación y permitir descansos adecuados. El establecimiento ​(522 hectáreas) está dividido en subsistemas independientes y cada lote tiene un circuito de pastoreo asignado”, explica.

Las ocupaciones son en general de uno a tres días en recrías y entre cinco y ocho días en ganado de cría. Según comenta, fines de verano y fines de invierno son los únicos momentos que se come más a fondo, mientras que en primavera-verano se prioriza la selectividad. Los terneros y terneras reciben suplementación invernal.

Se utiliza Festuca en praderas, mientras que como forma de mejorar el aprovechamiento de los tapices degradados se utiliza Lotus Rincón y fosforita. Por otra parte, considera a la rotativa una herramienta fundamental para combinarla con el manejo del pastoreo y mantener las pasturas en un estado lo más aprovechable posible.

Desde el año 2000 Echenique integra el grupo CREA La Gran Siete y desde 2016 el CREA Arrime pal´ Fogón. “El trabajo en grupo es insuperable; ves otras realidades, otras formas de pensar, otras formas de hacer las mismas cosas que uno hace y a su vez, una vez por año, un grupo de personas dedican el día a pensar en uno mismo”, comenta.

El productor destaca algunos indicadores de producción que motivan la implementación de un sistema de estas características: la capacidad del campo de tener una mayor receptividad, ya que la carga animal no baja de 1.2 UG por hectárea. Por otra parte la producción de carne en recrías, que oscila entre 270-300 kg por hectárea y 130-150 kg de carne por hectárea en cría, con preñeces por encima del 90%.

Circuito de sobreaños de 100 hectáreas divididas en la actualidad en 37 potreros  que continúan en proceso de fraccionamiento. Es una combinación de praderas de varias edades (tercer a noveno año) con campos mejorados. El agua se bombea desde un embalse a un tanque australiano y por gravedad llega  a una serie de bebederos que abastecen varios potreros. En invierno, con una ocupación de 2 días, se asegura un descanso de al menos 70 días por potrero.

Noticias Relacionadas