Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Un semestre de terror

A la crisis por la operación Carne Débil y el descalabro de JBS se sumaron presiones desde la Unión Europea y ahora la suspensión del USDA de las importaciones de carne vacuna brasileña.

23/06/17

Definitivamente 2017 no es el año de la industria frigorífica brasileña. De la operación Carne Débil logró salir relativamente airosa aunque quedaron mercados que siguen con restricciones y con la sospecha sobre las medidas correctivas del gobierno.

Luego llegó el rápido descalabro del grupo que controla JBS en medio del escándalo por el pago de sobornos (con el audio con el presidente Michel Temer incluido). Además de pegar en la línea de flotación del gobierno, estos hechos generaron que el grupo pusiera en venta buena parte de sus activos.

A mediados de junio autoridades europeas advirtieron a Brasil que debía aumentar los controles –especialmente en la faena de carne de caballo pero también en la vacuna- si quiera evitar un embargo de sus ventas al bloque.

Para terminar un semestre (faltan algunos días) para el olvido, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) decidió el jueves 22 suspender las importaciones de toda la carne vacuna fresca brasileña debido a las “recurrentes preocupaciones” sobre la seguridad de los productos. La suspensión se mantendrá hasta que el Ministerio de Agricultura de Brasil "tome acciones correctivas" que el USDA "encuentre satisfactorias".

Desde marzo el Servicios de Inspección y Seguridad Alimentaria del USDA ha venido inspeccionando todas los productos cárnicos arribados a Estados Unidos desde Brasil. El organismo ha rechazado la entrada del 11% de la carne vacuna fresca brasileña. Este porcentaje "es sustancialmente más alto que la tasa de rechazo de 1% de los embarques del resto del mundo".

El comunicado del USDA indicó que –desde que se aumentaron los controles- los servicios sanitarios han rechazado la entrada de 106 lotes (por aproximadamente 1,9 millones de libras) de productos cárnicos brasileños.

Días antes del anuncio estadounidense, el propio Ministerio de Agricultura de Brasil suspendió a cinco plantas en ese país para exportar a Estados Unidos. Se tomó la decisión luego que el USDA detectara problemas con carne provocadas por la reacción a la vacuna contra la fiebre aftosa.

Noticias Relacionadas