Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Exhortan tratar contra garrapata desde agosto

La Comisión Interinstitucional de Extensión en Control de Garrapata y Tristeza Parasitaria exhorta a los productores a comenzar en agosto los tratamientos en los predios para el control de la garrapata del ganado.

05/08/17

Las razones epidemiológicas indican que “por cada garrapata muerta, a la salida del invierno, evitamos más de 400 garrapatas al siguiente otoño”, según las expresiones del Director de Sanidad Animal del MGAP, Dr. Carlos Fuellis, quien preside dicha comisión. Considerando que la garrapata cumple tres generaciones en promedio por año en Uruguay (la primera generación va desde agosto a noviembre, la segunda de diciembre a enero y la tercera de febrero a mayo) es fundamental comenzar los tratamientos a principios de agosto, cuando todavía no se ven garrapatas.

Según Fuellis, se recomienda el tratamiento generacional que implica comenzar con los tratamientos en agosto y continuar hasta mayo, alternando los productos cada tres meses, para no inducir resistencia parasitaria. Durante ese período se desarrollan 2.5 o más generaciones de garrapatas, por lo que se usará un producto distinto para cada generación. Además, se deben combatir cuando la garrapata está arriba del animal, en su fase parasitaria en agosto, evitando que caigan a la pastura y se reproduzcan libremente.

Otro objetivo que se propone la comisión es promover las buenas prácticas en el uso de productos veterinarios. En ese sentido, la comisión exhorta a usar los productos registrados por el MGAP, a proceder como indica la etiqueta de los productos veterinarios y a respetar los tiempos de espera, registrando su uso en planilla de control sanitario.

Debido al incremento de casos de muerte por tristeza parasitaria, la comisión recomendó vacunar contra esta enfermedad. Esta situación es consecuencia de las condiciones climáticas que favorecieron el aumento en el desarrollo del parásito en altas poblaciones.

Noticias Relacionadas