Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

El mal tiempo juega fuerte contra la producción regional de trigo

Diversos factores comprometen resultado del cereal en las chacras

08/08/17

El clima le está jugando en contra a la producción regional de trigo con una oferta que todavía no está claro cuánto caerá respecto a la zafra anterior. Una conjunción de clima seco y heladas le pegó a Paraná en Brasil, el principal estado productor triguero del país norteño, y a Paraguay, un habitual proveedor en los últimos años de cereal de calidad. En Rio Grande do Sul el clima seco también afectó a los cultivos, aunque están en una etapa menos avanzada.

La Secretaría de Agricultura de Paraná recortó su proyección sobre la producción de trigo 2017/2018 de 3,064 millones a 2,82 millones de toneladas, con una caída de 19% respecto al récord logrado la zafra anterior. Al descenso del área se sumaron condiciones secas para los cultivos y dos episodios de heladas a mediados de julio. En el último reporte semanal, la Secretaría informó que solamente 56% de los cultivos de trigo estaba en condición buena contra 95% de un año atrás.

Pérdidas en Paraguay

En Paraguay también se dio la combinación de caída en la siembra, demora en la implantación, clima seca y episodios de heladas. Desde las gremiales de productores se apuntó a pérdidas muy fuertes aunque no hay una estimación oficial. La consultora paraguaya Agridatos redujo su proyección sobre la cosecha de 851 mil a 694 mil toneladas, un volumen que es casi la mitad que los 1,187 millones de toneladas del ciclo anterior.

En Argentina, la siembra todavía no cerró restando básicamente terminar sobre el núcleo triguero del sur de la provincia de Buenos Aires. El Ministerio de Agroindustria prevé una caída en el área respecto al ciclo anterior, aunque maneja una superficie superior que las principales bolsas de cereales.

En Uruguay, en tanto, no hay todavía una estimación oficial sobre cuánto cayó el área respecto al año pasado con condiciones climáticas que han sido complicadas, tanto para la implantación como por los episodios de altas temperaturas que aceleran el desarrollo de los cultivos.

  • Fuente: Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Noticias Relacionadas