Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Cultivos de invierno golpeados por abundantes lluvias y falta de frío

Por Santiago Molinaro “La abundancia de precipitaciones a nivel general entre fines de agosto y lo que va del mes de setiembre —con registros superiores a 400 mm en ese lapso la mayoría de nuestras charcas— complicó mucho la situación sanitaria de los cultivos de invierno” indicó a Tardáguila Agromercados el Ing. Agr. Agustín Silva, de Greenland, empresa de servicios agrícolas que centra su actividad en los departamentos de Paysandú y Río Negro.

26/09/17

Marcelo Rienzi, de Agromil, indicó que no solo las abundantes precipitaciones, sino que también la falta de frio, están afectando el desarrollo de los cultivos de invierno. “Al no haber heladas, los cultivos no macollan, y la cantidad de lluvias hizo que también hubiera falta de sol, con lo que los cultivos no logran una buena biomasa” sostuvo, hablando de los cultivos en forma general.

Silva explicó que “se generaron condiciones de humedad y temperatura muy predisponentes para el desarrollo de enfermedades, lo cual sumado a la imposibilidad de ingresar con los mosquitos a las charcas hizo que se observaran niveles importantes de incidencia de manchas y hongos”. Esto generó que “tuviéramos que tomar la decisión de aplicar en algunas chacras con condiciones para nada ideales” agregó Silva.

Rienzi dijo que el problema principal hoy en día son las manchas, entre las que se destaca la Ramularia. En este caso el especialista recomienda la aplicación con Cripton, que controla la Ramularia con buena residualidad. Agromil también tiene disponible los fungicidas Nativo y Sphere Max.

Consultado sobre si hay alguna enfermedad que predomine sobre otras, Silva dijo en el mismo sentido que Rienzi que lo que más se ve son manchas, destacando de todas formas que “el problema es que las chacras quedan marcadas por las huellas de las máquinas que entran a aplicar en momentos que no son los ideales y los cultivos no mejoran”.

Noticias Relacionadas