Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Daniel Belerati: “Uruguay paga US$ 40 centavos por kilo de carne en aranceles”

Otros de los que estuvo e hizo uso de la palabra en la ACG el lunes fue el flamante presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), Daniel Belerati, que comenzó diciendo que “la carne tiene estructura asegurada.

14/03/18

Durante mucho tiempo estuvimos preocupados porque apareció una pseudo carne en el mundo que era la carne de búfalo, que produce la india y que lo que tiene de bueno es que no tiene grasa”, comenzó diciendo. Pero finalmente, “eso que era una mala noticia, cuando apareció la India con crecientes volúmenes de exportación nos sorprendimos. Pero vimos que había lugar para esa carne y los productores de carne vacuna no bajaran su volumen. En síntesis se confirma lo que decimos hace 15 años. La carne será un producto requerido y con lugar en el mundo. La carne en sí está segura”, aseguró Belerati.

No obstante, no pudo dejar de lado lo que lamentaba Alberto González que había hablado unos minutos antes que él. “Nuestros principales competidores con productos de calidad, Australia y Nueva Zelanda, tienen TLC con China, Singapur, Japón, EEUU. Es decir que el 80 % de los tres principales exportadores de carne tiene TLC con Australia y algunos también con Nueva Zelanda. Ese es un problema muy serio”, reconoció.

Mencionó lo que había adelantado González que “la carne deja en diferentes aduanas del mundo más de US$ 230 millones”.

Rápidamente hizo la cuenta y llegó a que ese monto representa unas 500.000 toneladas de carne que no son otra cosa que “US$ 40 centavos por animal en cuarta balanza. Son US$ 100 por animal”, graficó.

Además, reconoció que no se pueden pagar los costos medidos en dólares de Uruguay con Paraguay. “No se puede transitar ese camino porque es ocioso, no queda otra que remarla, es casi imposible, porque si bien tenemos diferencia de mercados pagamos mucho por acceder a esos mercados”, dijo.

Belerati consideró que el único camino que hay es el de mejorar el precio de venta del producto y el acceso a los mercados, así como también bajar los costos internos de producción, algo que no ve se pueda hacer en el mediano plazo. “No se pueden tener los costos salariales e internos que se tienen y ser competitivos en el mundo”, dijo.

Agregó que en lo últimos 13 años, desde marzo de 2005 hasta marzo de 2018, el dólar pasó de $ 26 a $ 28, “y no les voy a decir ni a explicar lo que aumentamos los salarios”, indicó al tiempo que reconoció “soy parte responsable, porque puse la firme en los convenios salariales. Se nos fue la mano porque nunca pensamos que el dólar se iba a pinchar de esta manera. En 2014 todos decían que el dólar valdría $ 35, y nos encontramos que valió $ 29 y ahora vale $ 28”. 

De esta manera Belerati explicó la intensa actividad industrial que se registra desde octubre del año pasado, “se están faenando más de 50.000 cabezas por semana, en forma sostenida desde octubre para acá, con precios buenos para lo que puede pagar la industria”, lo que atribuyó a que “hay mercado para vender” pero al mismo tiempo que “los costos son tan altos que hay que meter toda la carne que se pueda. Los números están apretados pero si no pasamos más quilos por la balanza la pérdida es mucho peor”, sentenció.

Entonces, Belerati sostuvo que lo que pasa “no es un problema de eficiencia de la industria frigorífica. Es un problema del país, que hizo una apuesta que en sí misma se está agotando, se están tapando agujeros aumentando el déficit, lo que lleva a un círculo vicioso. Coincidimos que en el próximo año y medio no habrá soluciones. Es difícil que un gobierno se haga un haraquiri, no habrá devaluación”.

No obstante, reconoció que desde el gobierno alguna señal se ha mostrado. “Cuando mostramos los números que dejaba la industria en las aduana el canciller (Nin Novoa) recogió el guante y trato de celebrar varios tratados comerciales, en varias oportunidades y eso nos reconforta. Cuando uno encuentra una presidencia que va en sintonía con lo que uno pregona hay que apoyarla. Por eso la CIF se comprometió a apoyar todos los TLC que se están negociando, con la UE, con Canadá, Noruega, etc”, dijo. También agregó que se dan cuentan muchas veces que no hay mala intención sino desconocimiento del tema.

En cuanto al tratado entre el Mercosur y la UE, Belerati dijo que está en un status que es un limbo. “Nos fuimos de Asunción cada cual a revisar los papeles a ver cómo sigue la negociación”, que tendría que cristalizar antes de fin de año. El tema de dicho tratado es que es un acuerdo arancelario que involucra el 90 % del universo arancelario de los productos de ambos bloques. “Es muy grande”, dijo Belerati.

Por último, no dejó afuera la imagen y el relacionamiento que hay entre las partes de la cadena cárnica, “nosotros tenemos la tendencia a pelearnos entre nosotros”, aludió diciendo que de esa manera es muy difícil ir a pedir algo a los gobernantes y lograr que se escuche al sector.

Utilizó para esto un ejemplo gráfico de un hombre que se divorcia porque el café con leche estaba frío, cuando la verdad es que venían peleando desde hace mucho un día, le dieron el café con leche frío y dijo, me voy.

“La realidad es que estamos tan en la chiquita los uruguayos. Hay un montón de gente que no entiende porque estamos faenando 50.000 reses desde octubre y si podemos lo seguiremos haciendo”, en ese momento un consignatario lo cortó y señaló que al observar eso se especula con que “la industria está haciendo mucha plata”.

“Ojalá, la realidad es que tenemos que cubrir los gastos y que tenemos que tener la máquina andando”, dijo y agregó que “ese tipo de cosas nos dividen y en la medida que nos dividen nos debilita”.

Ante la consulta final de cómo podría cambiarse esto, Belerati reflexionó, “nuestros hijos podrían cambiar las cosas, para eso se precisa algo mucho más complejo que es la educación”.

Noticias Relacionadas