Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

No llovió donde debía y el agro sigue en situación complicada

Para productores, el déficit hídrico ya hizo estragos y generará pérdidas

19/03/18

La lluvia era esperada por productores agrícolas y ganaderos desde el sábado cuando los pronósticos meteorológicos mencionaban precipitaciones para varias zonas del país. Sin embargo, este domingo las lluvias no llegaron con la intensidad necesaria. Además, los productores sostienen que el déficit hídrico ya causó impactos que se harán sentir en la soja y la ganadería.

En Soriano, zona sojera y una de las que más necesitaba agua, no llovió lo esperado, con un registro que llegó a 20 milímetros.

El vicepresidente de la Federación Rural, Miguel Sanguinetti, indicó a El Observador que para el déficit hídrico que sufre el departamento "no sirvió para mucho; más en el estado en el que está la soja".

El directivo de la gremial, fue recibiendo información durante toda la tarde desde diferentes zonas. "En Durazno llovió bien, en el centro sur fueron unos 30 milímetros; en otros lados el clima se pasó para el otro lado como en el sur y en Cerro Largo donde hubo vientos fuertes que causaron destrozos", informó.

Sanguinetti indicó que la llegada de la lluvia fue positiva aunque tardía. "No soluciona los problemas de fondo y el invierno va a ser muy duro para el sector", dijo.

Hay previsiones que manejan técnicos del sector que preocupa a los productores. "Hay un primer cálculo que menciona que la soja va a tener una pérdida de US$ 500 millones", a raíz del clima, señaló Sanguinetti.

"Hay sojas que se murieron, que estaban en perfecto estado hace dos meses y no quedó nada, las plantas se secaron", añadió.

Lea también: La tormenta ocasionó evacuados, daños y obligó a cortar la rambla de Punta del Este

Por su parte, el presidente de la Asociación rural de Soriano, Felipe López, dijo a El Observador que para revertir en parte y mirando hacia adelante el impacto que generó el déficit hídrico en el departamento, el registro de lluvias a la semana tendría que ser de al menos 20 milímetros.

"Igual esto ya no se acomoda con lluvias; la macana ya está. Va a haber como máximo la mitad de rendimiento que el año pasado", lamentó.

Para la ganadería las previsiones tampoco son buenas. "Ya hubo pérdida de animales y va a haber más porque hay campos que están destrozados; creemos que en muchas zonas va a ser muy baja la preñez de los ganados", indicó Sanguinetti.

Agregó que el sector siempre está expuesto a una serie de factores que pueden complicar la producción. "Son cosas que en el campo y en la producción agropecuaria se dan; se depende del clima que influye directamente en la productividad, pero también de los mercados y de los precios", afirmó.

  • Fuente: elobservador.com.uy

Noticias Relacionadas