Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

La innovación a través de acondicionadores de suelo

ISUSA presenta la línea ISUMAX, incorporando un nuevo concepto que aporta a la innovación en fertilización y manejo de suelos

09/05/18

Durante su reciente visita a Uruguay, el especialista en manejo de suelos, el guatemalteco Estuardo Barrios, presentó en varias charlas técnicas junto a productores los conceptos principales de esta exitosa tecnología que se adapta a múltiples condiciones.
Las presentaciones se realizaron en el sur, en las localidades de Kiyú, Tarariras y Colonia Valdense, así como también en el marco de la Expoactiva nacional en Mercedes.

Barrios es gerente técnico de la empresa TIGSA (Tecnología Industrial de Granulados), que ha desarrollado el concepto de Tecnología Radical y se ha aliado con ISUSA para la adaptación del concepto de acondicionadores de suelo a los sistemas de producción locales. “Se trata de un nivel más alto de lo que son las enmiendas. La empresa está especializada en este concepto que implica una transformación de los minerales y una complementación con la fertilización tradicional”, explicó Barrios.

Para esto, el especialista detalló que la clave es la capacidad de colocar los diferentes minerales juntos en un mismo gránulo. Los materiales se calcinan a 1200°c para posteriormente micropulverizarse en partículas menores a 0,037 mm (Mesh 400), un objetivo estratégico en esta tecnología. Estas partículas son extremadamente finas si se lo compara con una buena cal o dolomita que alcanza los 0,15 mm (Mesh 100).

“Finalmente, se va granulando de tal manera que queda un producto inofensivo y libre de polvo, posible de aplicar superficialmente, incorporarse en húmedo y seco. Además lo podemos mezclar con los demás fertilizantes, potenciando los tradicionales”, comentó Barrios.

Uno de los contextos de gran interés para los acondicionadores es sobre suelos ácidos, situación presente en muchos de los sistemas de producción de Uruguay. Barrios explicó que la acidez se mide con una escala logarítmica, por lo que cada unidad de cambio de pH corresponde a diez veces la magnitud de acidez y eso es un concepto muy importante sobre el cual trabajar. El especialista comentó que la acidez y la alcalinidad definen qué elementos están disponibles y cuáles no: “entre 5,5 y 6,5 de pH es el rango en que la mayoría de nutrientes está disponible. Nuestra tecnología apunta a elevar el pH y balancear bases de modo de favorecer la solubilidad de los nutrientes, por eso es que nos referimos a esta como un acondicionador del suelo. A su vez, tiene capacidad anphotera, es decir que retiene cationes y aniones simultáneamente, un atributo que en la naturaleza es propio de la materia orgánica y favorece el intercambio catiónico. Buscamos que el acondicionador nos resuelva varias cosas que están mal, no solo el pH, para que cuando llegue el fertilizante el suelo ya este reparado”, detalló.

Barrios explicó que las capas centrales del gránulo son las más lentas para liberarse, mientras que las exteriores son las primeras en quedar disponibles. Las diferentes capas cuentan con aditivos específicos y tienen una liberación que va de cero a 90 días. Los productos cuentan con los certificados que permiten utilizarlos sobre cultivos orgánicos.

La tecnología TIGSA en el mundo
TIGSA comenzó sus trabajos hace 20 años, posicionada estratégicamente donde se concentra gran riqueza de minerales disponibles para su transformación.
En la actualidad, con presencia en 16 países y con más de 61 distribuidores, se posiciona “rompiendo paradigmas de la fertilización convencional”. El principio es hacer algo innovador y efectivo que generara satisfacción a los agricultores a seguir apostando al futuro y cosechando ganancias.
El gránulo se genera desde la extracción de minerales hasta la transformación física y química, uniendo cada elemento a través de componentes orgánicos. Y con ello disponer de los elementos de manera inmediata y hasta por 90 días, liberando concentraciones similares de todos los elementos secundarios y micronutrientes, siendo estos disponibles a la planta, así como ácidos húmicos y aminoácidos que proveen de energía al desarrollo de los cultivos, a través de la Tecnología Radical. Lo que genera, Todo en Uno.

Acondicionador
El acondicionador es un concepto único de TIGSA, ya que se trabaja en las distintas fases del suelo: física, química y biológica. El producto actúa en mejorar la estructura del suelo.
Corrige el pH, ya que posee alto Poder Relativo de Neutralización por su transformación a óxidos, superior a las enmiendas comunes. Al corregir este factor se dispone de mejor manera los nutrientes a la planta. Además, contribuye al balance de bases por el aporte de Calcio y Magnesio con la relación ideal de acuerdo al requerimiento de los suelos, además, de poseer Azufre, que precipita los elementos tó xicos.

Por otra parte, contrarresta la ley del mínimo, ya que aporta elementos disponibles a la planta por el adecuado aporte de nutrientes. Hace lo propio con productos que incluyen micronutrientes como zinc y boro, esenciales para obtener rendimientos superiores.
Por otro lado, activa la micro flora del suelo, ya que en el proceso de granulación se utilizan materiales orgánicos, lo que otorga al producto su compatibilidad en producciones orgánicas certificadas. Estas características separan drásticamente el producto a las enmiendas tradicionales y se posiciona como acondicionador de suelos.



Potenciador
TIGSA, al ser mezclado con fertilizantes convencionales que poseen N-P-K, potencia la función de estos elementos, debido a las sinergias entre elementos que se desarrollan a nivel suelo. Como por ejemplo el azufre, que activa al nitrógeno. Por lo cual, es recomendable su mezcla con otros fertilizantes, lo que genera fórmulas balanceadas y con mayor riqueza nutricional.

  • Fuente: Agrotemario Edición Nº66

Noticias Relacionadas