Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Pioneros en el uso de abonos verdes

Opinan los productores

14/05/18

Díaz es productor papa y maíz para el mercado interno en la zona de Colonia Galland, departamento de San José. “Se trata de una zona en la que existen cultivos agrícolas extensivos y agrícolas intensivos como frutillas y hortalizas”, explica en diálogo con Agrotemario.

Díaz explicó que en su caso se manejan “con dos zafras, una en otoño y otra en primavera; contamos con asesoramiento de INIA en aspectos de manejo, pero además intentamos participar de diferentes actividades técnicas porque siempre se aprende algo nuevo. La tecnología está avanzando muy rápido y no nos podemos perder nada”.

Uno de los temas que entiende que tecnológicamente puede tener más impacto a futuro es la nutrición de suelos: “Tenemos problemas de nutrición, ya que son suelos bajo agricultura intensiva y con niveles de nutrientes que, en muchos casos, no son los apropiados”, explica.

Aún así, su familia es de las que primero incorporó el uso de abonos verdes desde la década de 1980 y hoy en día su manejo forma parte estructural de la rotación. De esta forma, suelos que naturalmente cuentan con bajo contenido de materia orgánica han podido ser conservados produciendo de manera sustentable.

Una secuencia de rotación tipo es la siguiente: se comienza con maíz y a continuación se hace avena en siembra directa. La misma se entierra verde en octubre y se sigue con papa durante el verano. Una vez que se cosecha la papa, se vuelve a la avena como abono verde y, finalmente, se cultiva maíz en siembra directa.

El 80% del predio se encuentra sistematizado y tiene un sistema de riego que se aplica sobre papa y maíz: “regamos 75% del maíz, en base a cañón con aspersor, mientras que la papa la hacemos toda bajo riego usando cañón con ala de riego. A partir de este año vamos a implementar riego por goteo en la papa”, comenta.

De esta forma, bajo riego se alcanzan como promedio 9.000 kg por hectárea en maíz y 35.000 kg por hectárea en papa.

La fertilización se realiza en base a análisis de suelos y dependiendo de los requerimientos de la papa, que es el cultivo principal del sistema. Sobre este cultivo se aplica nitrógeno, fósforo, potasio, azufre, boro y zinc, mientras que para el maíz se hace una fertilización tradicional y se aprovecha el remanente de nutrientes de la papa.
De cara al futuro, Díaz apunta a mantenerse en los mismos rubros pero siempre atento a lo que el mercado vaya demandando sobre las características y la inocuidad del producto.

  • Fuente: Agrotemario Edición Nº66

Noticias Relacionadas