Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Nuevos máximos del siglo en área ocupada por praderas y verdeos

La carga por hectárea se ubicaría en 0,72 Unidades Ganaderas, la más baja desde 2011 cuando había 500 mil vacunos menos

18/05/18

El repliegue del área agrícola se está reflejando en un crecimiento de la superficie dedicada a la ganadería, fundamentalmente en zonas de elevado potencial de producción en este rubro, por lo que está habiendo un aumento sostenido en la superficie ocupada por praderas permanentes y cultivos forrajeros anuales que está ayudando a sostener las existencias vacunas sin que, a pesar de la sequía, se resientan los precios ganaderos.

De acuerdo con los datos oficiales de uso del suelo, a mediados de 2017 había en le país 1,74 millones de hectáreas entre praderas y cultivos forrajeros anuales, la mayor superficie en lo que va de este siglo. Del total, 1,21 millones eran praderas y 530 mil hectáreas de verdeos.

No son pocos los operadores del mercado ganadero que se muestran sorprendidos por los precios firmes de las distintas categorías de ganado, especialmente de la reposición, teniendo en cuenta las condiciones muy difíciles de sequía del verano instaladas fundamentalmente en la mitad norte del país, región que concentra, justamente, las principales zonas ganaderas y criadoras.
Lo lógico, si la sequía estuviese generando una fuerte presión de oferta, sería que los precios de las categorías de reposición, fundamentalmente las más nuevas, se ubicaran en niveles más bajos.

Hay varios factores que ayudan a explicar el hecho de que los precios no hayan experimentado un fuerte sacudón. Por un lado, la firmeza del gordo, con una recuperación que en los primeros meses de 2018 fue unos US$ 0,30 centavos el kilo carcasa superior a los precios que rigieron en el mismo período de 2017. Otro respaldo trascendente para el precio de la categoría de terneros es la demanda de la exportación en pie. Es fluida la compra de animales de esta categoría por parte de los exportadores, con barcos que están saliendo tanto para el mercado de Turquía como para el de Egipto, a la vez que se mencionan negocios por terneras y vaquillonas para China. Pero hay un tercer factor que sin dudas es tan trascendente como los dos primeros, que es la carga relativamente baja que ostentan los campos ganaderos en la actualidad. Y allí está jugando el crecimiento de la superficie ganadera en campos que recuperó de la agricultura, que se complementa con existencias ganaderas en caída.

Teniendo en cuenta los mencionados datos de uso del suelo y las existencias ganaderas (vacunas y ovinas), la presión de pastoreo viene en caída. Por un lado, aumenta el área ganadera debido a la liberación de campos por parte de la agricultura y a pesar del crecimiento de la forestación. Además, esos campos que deja la agricultura, en la mayoría de los casos son utilizados para la implantación de praderas o verdeos, con una mayor capacidad de carga. Con los pobres resultados agrícolas en 2017/18, es de suponer que la extensión de los cultivos no crecerá este año y en el invierno, como mucho, podrá mantenerse el área del año pasado. Por lo tanto, la superficie ganadera volverá a ser relativamente extensa. Esto se complementa con un rodeo vacuno en caí da. Bajó en 300 mil cabezas en 2017, desde el pico histórico del año anterior, y a pesar de la numerosa cantidad de terneros de la última parición, la elevada extracción —faena más exportación en pie— hará que se contraiga nuevamente este año.

Por lo tanto, hay menos ganado en más superficie, con una carga por hectárea que, en base a estas proyecciones, se ubicaría en 0,72 Unidades Ganaderas, la más baja desde 2011 (cuando había 500 mil vacunos menos).

  • Fuente: Agrotemario Edición Nº66

Noticias Relacionadas