Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Las lluvias de mayo pueden obligar a fertilizar más en la campaña de invierno

Por Carlos Rydström. A la entrada de una nueva zafra invernal, influenciada por interesantes precios de los cultivos de invierno y la salida de una magra campaña estival, Informe Tardáguila se comunicó con César Pandolfo, Jefe de Ventas en ISUSA para saber más de las expectativas de los productores y el panorama desde el sector productor de insumos.

29/05/18

“Hay una intención de siembra interesante”, argumenta Pandolfo, al comentar que los precios del trigo y la cebada están actualmente tonificados y que los negocios por los mismos se desarrollan a buen ritmo por estos días. A los factores comerciales positivos le suma la lógica necesidad de realizar cultivos de invierno para muchos productores porque “de lo contrario la entrada de caja se estira mucho en el tiempo”. Si bien las intensas lluvias de mayo han retrasado la cosecha de soja y acortan la ventana de siembra para la cebada, los productores están “pidiendo fertilizante y con la semilla pronta” para aprovechar las oportunidades de siembra que el clima brinde.

Pandolfo agregó que la sequía sufrida este verano está generando un aumento en la compra de nitrógeno; “los técnicos prevén una mayor demanda”, comentó. Ambev y demás malterías han comprado más nitrógeno que en otros años. Al contrario de lo típicamente esperado luego de un verano seco con rendimientos bajos en los cultivos, donde es dable esperar que la mineralización del nitrógeno en el suelo sea alta, y por ende este se encuentre disponible para los cultivos de invierno, las fuertes precipitaciones de mayo han favorecido la lixiviación por un lado y han promovido su uso por plantas por otro. En estos días se observan muchas praderas y verdeos “explotando” gracias al nitrógeno que se encontraba en solución para las plantas luego de las fuertes lluvias. Es por esto que no se espera que esté disponible en las chacras que todavía no se han sembrado. Es claro que el escenario varía para cada situación puntual, pero Pandolfo cree que “las lluvias perjudicaron” por este fenómeno, ya que “los campos están muy verdes”.

El jefe de ventas de ISUSA también hizo comentarios sobre el mercado de fertilizantes. Explicó que es cada vez mayor el número de productores que decide aplicar urea azufrada (40-0/0-0+ 6S) en vez de la urea granulada tradicional (46-0/0-0). En este sentido, ISUSA ofrece también un fertilizante líquido lanzado el año pasado (N 23 + 5 S) que presenta como ventaja la disponibilidad inmediata del azufre al ser incorporado como sulfato de amonio y no tiosulfato, pero por costumbre la tendencia es seguir con los granulados. Pandolfo consideró que si bien los productores saben que “no fertilizar conspira contra los rendimientos”, se prevé que muchos reduzcan su aplicación de potasio, principalmente aplicado como cloruro de potasio, para abaratar costos en esta campaña de invierno.

Por último analizó el precio de los fertilizantes y sus perspectivas. En los primeros cinco meses de 2018 los precios han sido estables, pero se esperan cambios. La urea, que “venía a la baja, dejó de bajar. Somos tomadores de precios y el aumento de demanda en Brasil va a repercutir”, comentó y que, a su vez, venían siendo precios bajos con relación al de los granos. Esto, sumado al aumento en el precio del petróleo, seguramente haga que el precio de los fertilizantes aumente en los próximos meses.

Noticias Relacionadas