Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Lluvias de mayo retrasan la siembra, pero no modificarían el área total

En el comienzo de una zafra invernal cargada de optimismo y necesidad por parte de todos los actores del sector agrícola, el exceso hídrico en el suelo, producto de las incesantes lluvias, está retrasando la siembra de cultivos de invierno en gran parte del Uruguay.

12/06/18

A fines del mes de abril, cuando todavía se llevaba a cabo la cosecha de una muy magra zafra de cultivos de verano, productores, contratistas y demás operadores del sector agrícola levantaban la cabeza y ponían la mira en la zafra invernal con renovado optimismo, tanto así, que el área de los tres principales cultivos de invierno: trigo, cebada y colza, crecería con respecto a la campaña del 2016-2017, como publicó previamente Tardáguila Agromercados.

Durante el mes de mayo, ocurrieron intensas precipitaciones en todo el país, que de acuerdo con datos de Inumet publicados por INIA, en promedio, superan los 130 mm en Soriano y Colonia, 150 mm en Río Negro y hasta 280 mm en Paysandú. Este exceso hídrico retrasó la cosecha de soja y perjudicó severamente la calidad de la misma por brote y desgrane entre otras complicaciones. A su vez la falta de “piso” en las chacras no permite el ingreso de equipos de siembra y esto está retrasando la misma para muchos productores, algunos han tenido que reevaluar la cantidad de superficie que se terminará por sembrar mientras las lluvias de este fin de semana (9 y 10 de junio) acortan aún más las posibilidades de una siembra dentro de la “ventana” de lo que se considera óptimo.

Para profundizar esta información y brindar un panorama lo más amplio posible, Informe Tardáguila se contactó con diversos actores del rubro para escuchar su opinión y evaluación de la siembra e implantación hasta el momento.

El ingeniero agrónomo Andrés Alayón, vice presidente de la Asociación Agropecuaria de Dolores, se mostró optimista ante la situación, y aunque prevé que el área total de colza terminará siendo menor que lo planificado, asegura que “no hay amenaza al total del área de invierno, hay mucha capacidad de siembra y todavía hay tiempo”. En cuanto al área que se planificó para colza y no se ha concretado, Alayón opina que seguramente se siembre con trigo. Por último, aseguró que el área de cebada se ha de concretar y que en los alrededores de Dolores “varía mucho según empresa, pero entre el 40% y 50% del area de invierno ya está sembrada, en algunas empresas el 70%, otras el 10%, pero en promedio estamos casi por la mitad”.

Por otra parte, en el departamento de Florida, el ingeniero agrónomo Eduardo Dinatolo se mostró menos esperanzado con el escenario actual, para la siembra de cereales, indicó que “tenemos la semilla y el fertilizante pronto, pero todavía no pudimos arrancar, por el momento no vamos a tener problemas, pero si las lluvias vuelven la semana que viene, el panorama se pone feo”. Dinatolo igualmente cree que, por los precios actuales, los productores se van a mantener firmemente sus intenciones de siembra.

Por último, Santiago Barolin, ingeniero agrónomo de la empresa RGS Barolin, localizada en Paso de la Horqueta, localidad del departamento de Colonia, brindó comentarios sobre la situación en la zona suroeste del país. “Prácticamente toda el área de verano se va a hacer de invierno acá, yo diría que el 90%, aunque todavía queda soja por levantar. La fecha de siembra se está yendo tarde para algunos, la colza está descartada para muchas chacras, nosotros vamos a cubrir con avena negra (cultivo de cobertura)”. Igualmente se mostró optimista y aclaró que “hasta el 20 de junio vamos a sembrar sin problemas y con buena expectativa”.

Para la actual campaña, prácticamente se agotó la semilla de trigo, debido a la rentabilidad potencial del negocio, pero también debido a la baja producción de semilla de la zafra anterior. Sea por obligación, debido al requisito del BROU para quienes han aplazado sus deudas, como cultivo de transición esperando a la nueva campaña de verano, o por el entusiasmo de aprovechar los precios tonificados del mercado del trigo, una gran cantidad de productores agropecuarios ligados a la agricultura van a realizar cultivos de invierno este año y la situación agroclimática actual no parece estar afectando seriamente el área final ocupada.

Noticias Relacionadas