Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Granizada en Salto dejó daños por US$ 5 millones y 13 mil empleos zafrales en riesgo

La estimación corresponde solo a daños en infraestructuras productivas de los productores hortifrutícolas de la zona

14/06/18

Las pérdidas en predios hortifrutícolas derivadas de los daños que ocasionó la granizada que hubo el lunes en Salto ascienden rondan los US$ 5 millones, según un análisis primario. Ello ha generando una profunda preocupación en el sector, incrementada por la posible pérdida de empleo para unos 13 mil trabajadores zafrales.

En las últimas horas unos 50 productores damnificados y autoridades de gremiales del agro se reunieron para evaluar la situación, instancia en la que concluyeron que el perjuicio fue de gran magnitud y que la inversión para recuperar la infraestructura demandará varios millones de dólares.

Una estimación primaria establece que al menos unas 300 hectáreas fueron afectadas, considerando daños en invernáculos, macro túneles y micro túneles, donde se han constatado perjuicios de diversa índole, en algunos casos menores y en otros prácticamente totales.

Ítalo Tenca, delegado de los productores del norte ante la Junta Nacional de la Granja, dijo a El Observador que en términos económicos el impacto que genera la necesidad de cambiar el nylon de las estructuras es el máximo en todos los casos, porque el efecto invernadero se pierde "con cinco o 50 agujeros en el techo".

El costo del nylon es $ 50 mil (unos US$ 1.597) por cada 1.000 m2, por lo que recuperar una hectárea considerando solo ese insumo representa $ 500 mil (US$ 15.800). Así que teniendo en cuenta perjuicios en unas 300 hectáreas, se establece solo por ese concepto pérdidas por casi US$ 4,8 millones.

Tenca precisó que habrá que esperar hasta la próxima semana para, cuando se haya procesado la totalidad de las denuncias, saber a cuánto ascenderá la pérdida por destrozos en infraestructuras productivas. A ello habrá que añadir las que deriven directamente de pérdidas en la producción, sobre lo cual aún es prematuro para establecer estimaciones, se indicó.

En ese sentido, se debe tener en cuenta que los cultivos no fueron lo más perjudicado "porque los golpes fueron amortiguados por el plástico", explicó.

Pérdida de empleos:
En otro orden, los actores de la cadena hortifrutícola que involucra la producción el litoral norte están preocupados porque no solo hay pérdidas para los productores, también para los trabajadores vinculados a estos rubros de la granja.

Según un relevamiento inicial, está comprometida la actividad laboral de unos 13 mil trabajadores zafrales que estaban comenzando sus tareas en la la cosecha de cítricos.

Mientras se está efectuando un sondeo detallado de los daños registrados por la adversidad climática, se puede observar que hay quintas en las que se han perdido un 100% la producción, con otras con perjuicios menores, destacó a El Observador el gerente de la Unión de Productores y Exportadores Frutihortícolas del Uruguay (Upefruy), Heraldo Méndez.

En algunos de esos predios, pertenecientes a socios de esta gremial, la adversidad climática que combinó granizo de gran tamaño, fuertes vientos de hasta 100 kms por hora e intensas lluvias, significa que se terminó la zafra, la que generalmente se extiende por seis meses.

Por lo tanto, eso representa un fuerte impacto en la demanda de mano de obra que se desempeña en este sector productivo, explicó.

"Esto es bastante grave, porque se trata de empleos que directamente desaparecen, con las previsibles consecuencias adversas que ello tiene en el comercio local", expresó el gerente de la gremial.

Recordó una ecuación que en las poblaciones del interior del país resulta bien notoria: por cada peso que percibe un trabajador, su efecto se multiplica por seis en la cadena comercial y de servicios de la localidad.

La gremial agrupa a la mayor parte de actividad en este rubro, considerando los grandes productores y los pequeños concentra prácticamente el 100% de la exportación de frutas del país.

Méndez señaló que en el sector de cítricos trabajan entre 15 mil y 16 mil personas incluyendo los permanentes y los zafrales, pero agregando al rubro de arándanos se llega a unos 20 mil. En ambos casos los empleos zafrales representan cerca del 90% del total generado.

Los trabajadores zafrales no solo se desempeñan en tareas de cosecha, sino que además realizan otras labores de poscosecha, como por ejemplo poda de árboles y otras actividades en las plantaciones y en plantas de empaque y clasificación.

Los rubros que se producen son básicamente arándanos y cítricos (mandarina, naranja y limones), así como también la gremial tiene como integrante a la Asociación de Hoja Caduca, que implican producción de manzana y pera, señaló Méndez.

Explicó que el daño mayor con esta adversidad se ha visto en la mandarina temprana, aunque se está esperando el informe final.

Por otra parte, informó que en cada evento climático de esta naturaleza se pone de manifiesto la importancia de seguir trabajando en modernizar los seguros, los que actualmente son insuficientes en su cobertura para atender las necesidades que tienen las empresas y los trabajadores.

  • Fuente: elobservador.com.uy

Noticias Relacionadas