Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Abrigos para parición en sistemas extensivos de producción ovina

INIA Tacuarembó y el SUL realizaron un taller de intercambio sobre experiencias en torno a la temática parición y abrigos en la Unidad Experimental Glencoe la pasada semana, actividad que reunio principalmente a productores, técnicos y encargados de establecimientos rurales.

05/07/18

El objetivo de la jornada fue intercambiar información sobre distintas alternativas de sistemas de abrigo. Se presentó el trabajo realizado en Glencoe mostrándose dos sistemas de abrigo, uno más extensivo basado en un monte de abrigo y cobertizo, en el cual se manejan las ovejas que están gestando un cordero y un sistema más intensivo (parideras) donde paren las ovejas melliceras.

Algunos de los datos que se presentaron muestran que con estos sistemas se logra un 7-10 y 12-15% de mortalidad a la señalada en corderos únicos y mellizos para las razas Corriedale y Dohne.

Es importante resaltar que para mejorar los indicadores reproductivos de nuestras majadas uno de los elementos a tener en cuenta es el cuidado de la exposición al frío de los corderos. Cuidar a los corderos de las condiciones adversas (frío, viento, lluvia) es una estrategia que, sumada a otras medidas como, por ejemplo; manejo alimenticio diferencial de la oveja de cría, esquila pre parto y control de predadores entre otros, contribuyen a mejorar la sobrevivencia de los corderos.

En este sentido el SUL recordó que en el Uruguay, y en condiciones de manejo extensivo, se mueren un 25 % de los corderos al nacer. Aproximadamente el 80 % de la mortandad perinatal de corderos ocurre en los primeros 2-3 días de nacidos, y la causa principal es una combinación de bajo peso del cordero al nacer y de condiciones climáticas adversas. Por lo tanto, se remarca la importancia de atender los principales aspectos que influyen en los resultados.

El SUL ha dado a conocer una serie de medidas a tener en cuenta para minimizar las pérdidas. Una de las principales medidas es la realización de abrigos artificiales para la protección de la majada a la hora de la parición. En un trabajo realizado por parte de los ingerieros José Rivero y Marcelo Grattarola, se plantean los puntos a tener en cuenta antes de pensar en este tipo de tecnologías.

En este sentido señalan por ejemplo la realizanción de la ecografía en servicios de 45 días, donde se recomienda realizarla entre los 30-60 días de finalizada la encarnerada.

Manejo
Para un buen manejo preparto, se indica la necesidad de apartar las ovejas de menor condición corporal, para mejorarles la alimentación en el último mes de gestación y asignar la alimentación en forma diferencial de acuerdo a los criterios de carga fetal por ecografía, condición corporal y fecha de parto.

En los aspectos de sanidad, la majada debe llegar al parto libre de enfermedades podales y parásitos gastrointestinales. Además se recomienda una vacunación contra clostridiosis, 20 días antes de parir, dependiendo del tipo de vacuna a utilizar.

La esquila preparto debe realizarse al menos 30 días antes del comienzo de la parición y para ello es necesario tener prevista una mejora en la alimentación y la protección pos esquila adecuada (abrigos, peine alto y/o capa). La mansedumbre de la majada y el saber comer suplementos es un capital adicional que sin duda mejorará la eficiencia del uso de los abrigos y la sobrevivencia de los corderos.

La elección y preparación del potrero previsto para la parición también es uno de los temas más importantes a tener en cuenta en este momento. Se debe analizar la posibilidad natural de abrigo, la facilidad de la recorrida, en aquellos potreros con baja incidencia de predadores, de superficie acorde al tamaño de la majada y con pastura de calidad, entre otras.

Al mismo tiempo recomendable dejar libre de ovinos el potrero seleccionado durante 2 a 3 meses antes del inicio de la parición, y pastorearlo con vacunos adultos para bajar la carga parasitaria.

Abrigos
Una vez definidos los puntos anteriores, se comienza a trabajar el tema de los abrigos y en este sentido una de las características principales es que a nivel extensivo es recomendado para ovejas con corderos únicos, en tanto que en el caso de las ovejas melliceras, la recomendación es que se debe trabajar con las parideras individuales y techadas.

Las categorías a tener en cuenta para el uso del abrigo, por orden de prioridad serían las ovejas melliceras, las borregas y las ovejas “flacas” con cordero único. La ubicación del abrigo es estratégica y puede contemplar la posibilidad de proteger majadas de más de un potrero según el loteo y la secuencia de parición.Si se ubica en el campo, es mejor al reparo de una ladera, con caída al norte.

La orientación de la cortina protectora debe constituir un ángulo recto con la dirección de los vientos predominantes (sur-oeste y sur-este). Es mejor el abrigo cercado, porque si se establece un temporal, se pueden juntar los animales en forma rápida y “atraerlos” con suplementación.

Tener en cuenta la posibilidad de hacer parir la majada por lotes, a cargas de 10 a 15 ovejas por ha en potreros más chicos, para atenderlas mejor. Luego, para la lactancia, derivarlas a potreros más grandes.

Los tipos de abrigos ue se recomiendan utilizar pueden ser árboles, reparos artificiales de distintos materiales o una combinación de ambos, lo que se considera más eficiente. Puede ser solo con reparo de costado o techados, lo que aumenta la protección. Una posibilidad práctica son las mangas de vacunos “forradas” con nylon, con protección adicional de cortinas de árboles. Cercar las esquinas del potrero, también es una buena opción.

Los materiales que se utilizan, básicamente es madera de eucalipto tratado y nylon de silo de 200 micrones bien estirado, lo que aumenta la duración del mismo. Como materiales alternativos, se tienen buenas experiencias con nylon de invernáculo, polietileno de fardos de lana y malla sombra.

Para el caso de abrigos similares a invernáculos, se debe considerar para las medidas 1,5 ovejas por metro cuadrado y con una altura de 1,70 m en el centro, y 1 a 1,5 metros en los lados. En el caso de 600 ovejas que paren en 3 lotes, se necesitarían 150 m2 (5×30) de abrigo techado con nylon. Según el SUL los costos, si bien varian de acuerdo a cada diseño, se ubica entre US$ 0,5 a US$ 1 por oveja por año.

  • Fuente: diariocambio.com.uy

Noticias Relacionadas