Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Entre sequía y guerra comercial, Argentina importa soja de EEUU

Por Carlos Rydström El final de la cosecha de soja en Argentina arrojó el resultado esperado, la producción total cerró en 36 millones de toneladas, un 37.4% menos que la zafra anterior de acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA). Esto sumado a los aranceles impuestos por China para la soja proveniente de los Estados Unidos, ha generado un escenario que muy pocos podían pronosticar un año atrás: la importación argentina de soja producida en Estados Unidos después de 20 años.

10/07/18

El pasado jueves, arribó al puerto de San Lorenzo, en el río Paraná, el primero de los tantos cargueros que han de trasladar soja desde el Golfo de México hasta a las plantas industriales del Gran Rosario, en la provincia argentina de Santa Fé. Este destino inusual para las exportaciones de soja estadounidense fue dado a conocer por el USDA en abril y no pasaba desde 1998.

La coyuntura actual de precios en la Bolsa de Chicago, marcada por la importante caída del precio del grano en los Estados Unidos, ha hecho posible la concreción de este escenario y los industriales argentinos importarán un total de 600 mil toneladas de porotos de soja, aunque hasta el momento se ha declarado oficialmente la importación de 490 mil, de acuerdo a lo publicado por Agrovoz. Otro de los problemas que acarreó la magra cosecha, es la baja calidad de los granos, debido al exceso hídrico sufrido luego de la sequía. Cuando se anunciaron las importaciones, en abril, el presidente de la Cámara de Cereales de Buenos Aires, Víctor Buján, remarcó que “la importación permite mejorar la calidad de la soja argentina y reducir pérdidas por estar inactivo”, ya que la incorporación de soja con menor porcentaje de daños, eleva el promedio de una mezcla y produce aceite y harina de mejor calidad.

Argentina es el principal exportador de harinas y aceites del mundo y el complejo industrial oleaginoso del Gran Rosario es “el más importante a nivel mundial” de acuerdo con un relevamiento de la Bolsa de Cereales de Rosario, que indica que la gran cantidad de fábricas (48) localizadas en una superficie reducida a la vera del río Paraná y la elevada capacidad teórica de crushing diario, la hacen el principal polo de esta actividad a nivel mundial. Esta capacidad de 65 millones de toneladas por año es muy difícil de cubrir, el promedio de molienda ronda en el rango de 40 a 50 millones de toneladas, usualmente es menor al 70% de la capacidad de acuerdo con el informe de BCR publicado en marzo del 2017. En lo que va del año, industriales argentinos concretaron cuantiosas importaciones de soja desde Paraguay y Brasil, un hecho que no sorprende en el marco de una cosecha históricamente positiva en esos países, e históricamente mala en Argentina.

Noticias Relacionadas