Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

José Mujica: El manejo del agua “para suministrarla en los momentos estratégicos, es darle estabilidad a nuestra economía agroexportadora”

“En estos días ha llovido y es con pena que uno tiene que contemplar que el exceso de agua corre por las cañadas, arroyos, ríos, porque sigue la ley de la gravedad, que gobierna el exceso de agua, y esa agua dulce, clave para la vida, se pierde".

08/08/18

El ex presidente y senador frenteamplista José Mujica inauguró ayer una nueva temporada de sus espacios editoriales en la emisora M24 (94.7 FM). El primer tema tratado en este nuevo ciclo refirió a la Ley de Riego que cuanta con la aprobación parlamentaria, pero que desde algunos sindicatos se intenta derogar. Retener el agua y su manejo “para suministrarla en los momentos estratégicos, es darle estabilidad a nuestra economía agroexportadora”, dijo.

Mujica dijo que Uruguay necesita retener y almacenar las aguas pluviales, que se pierden en los cursos hídricos justo cuando el cambio climático augura un agravamiento de los fenómenos naturales extremos como las sequías.

Apuntó que el agua es “un tema trascendente” y que “sin embargo no figura en el diario decir de nuestros grandes medios” de comunicación, pese a que “la información indica que en Europa (…) pululan los incendios forestales” y un “golpe de calor en Alemania” produce una “pérdida importante de cosechas de verano” de “granos” y otros cultivos.

“A pesar de lo que opine el señor (presidente de Estados Unidos Donald) Trump, el cambio climático está presente y se está cumpliendo aquel duro vaticinio que hace ya casi tres décadas los hombres de ciencia, en aquella reunión formidable de Kyoto, vaticinaron que los fenómenos climáticos extremos cada vez van a ser más intensos, más frecuentemente estarán a la orden del día”, contextualizó.

Aquellos científicos “le dijeron al mundo cuál era la causa y cuáles eran los caminos y medidas fundamentales a tomar para tratar de mitigar semejante desajuste en el clima, consecuencia en el fondo del calentamiento global por acumulación en la atmósfera de los residuos de la gestión humana a través de los combustibles fósiles” y varios “etcéteras” vinculados.

“Parecería que era una especie de mandato hacia la especie humana, tratando de preservar las claves de la vida arriba del planeta, con las recomendaciones necesarias que por desgracia no se han podido cumplir ni por asomo a cabalidad, porque la humanidad demostró ser débil para frenar las deformaciones consecuencia del desarrollo económico impensado y sus repercusiones” en el ambiente y la biosfera.

Fueron valiosas “recomendaciones para intentar tener políticas mundiales” de prevención y mitigación, pero que “por las contradicciones” económicas y políticas globales “no se han podido cumplir”, lamentó.

Relacionado directamente con aquel vaticinio, el legislador reflexionó en torno a que “en estos días en Uruguay ha llovido copiosamente, y es con pena que uno tiene que contemplar que el exceso de agua corre por las cañadas, arroyos, ríos, porque sigue la ley de la gravedad, que gobierna el exceso de agua, y esa agua dulce, clave para la vida, se pierde, se va al mar y se transforma en agua salinizada”.

Ello determina la necesidad de “retener parte de esa agua en el territorio para  tratar de utilizarla cuando venga la contraria, que en algún momento va a venir, porque habrá olas de calor en el hemisferio sur, habrá sequías, inevitablemente, como consecuencia de lo que está pasando en el mundo, y nos va a faltar agua en el momento decisivo para mitigar los estragos” que esos fenómenos extremos causarán en la economía y la sociedad.

“Ese fenómeno es un desafío para el presente, para las consecuencias que han tenido los abusos de la civilización industrial, los abusos de cosas que en el primer momento no se sabían y que desagraciadamente, cuando empezamos a saber, no tenemos la fuerza política a nivel del mundo como para poder encarar medidas globales que contengan e intenten revertir los fenómenos” desencadenados por la desmesura y la desidia de una forma de producir dañina para la humanidad y la naturaleza que la acoge.

“Pero aun a nivel de nuestra pequeña escala se puede y se debe hacer algo en previsión de esto”, puntualizó el senador del Frente Amplio, ya que Uruguay es “un país exportador de bienes agropecuarios (…) que tiene en la gestación de esos bienes, los principales recursos para salir al mundo a tratar de intercambiar y tener con qué pagar muchísimas de sus crecientes demandas”.

“Estos factores constituyen una formidable amenaza”, advirtió.

Después, el líder del Movimiento de Participación Popular reseñó la importancia que tuvo “el manejo de los cursos de agua” en cuanto “variable para producir alimentos” en civilizaciones como “el antiguo Egipto”, la media luna fértil de Mesopotamia alrededor de “dos grandes ríos” como el Éufrates y el Tigris, la antigua China en torna a “la cuenca del Río Amarillo” y en América con “el Imperio Inca manejando el agua del deshielo para multiplicar la productividad agrícola y con esta sostener a la gente que desarrolló” esta civilización precolombina.

“El manejo del agua ha constituido una de las claves a partir de la Revolución del Neolítico, que hace 10.000, 12.000 años, cuando comenzó a aparecer la agricultura, permitió la gestación de enormes civilizaciones cuyas consecuencias están detrás de nuestro tiempo”, enfatizó.

Así, “el aumento de la productividad de la tierra permitió el afincamiento” de masas humanas que deambulaban por el globo en busca de alimentos con los que sobrevivir, y “ese proceso está íntimamente” ligado “al manejo del agua”, proceso que también se registró “en el Imperio Romano”, que supo construir “los acueductos para transportar el agua dulce para consumo humano”.

“Esta ley de la historia de la humanidad, no deberíamos olvidarla” dado que “el factor más insustituible” de todo proceso productivo y vital “es el factor agua, toda forma de vida es una forma de organización del agua. Esta ley debería estar presente en nuestra consciencia, porque somos y seguiremos siendo, por mucho tiempo, un país esencialmente agroexportador”, razonó Mujica.

“El aumento de la estabilidad en la producción (…) está íntimamente ligado al factor agua”, cuyo almacenamiento será indispensable para “soportar las consecuencias de una sequía sin que nos descalabre” la producción y la economía nacional en su conjunto, explicó.

“Estos factores obligan a tener una política de preservar agua, esa que cae del cielo por fenómenos naturales y que suele caer en exceso y se nos pierde y se nos va al mar. Retener un poco de esa agua, para suministrarla en los momentos estratégicos, es darle estabilidad a nuestra economía agroexportadora”, resumió el ex mandatario.

“Esta no es una cuestión secundaria, es una cuestión de progreso (…). Esto no es un problema de algunos agricultores, es un problema de carácter nacional”, recalcó Mujica. (Fuente M24).

  • Fuente: todoelcampo.com.uy

Noticias Relacionadas