Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Los obstáculos de Uruguay para acceder a los mercados son 3 o 4 veces peores que los de Australia, dijo Peter Barnard

Los obstáculos que tiene Uruguay para acceder a los mercados son 3 o 4 veces peores que Australia o Nueva Zelanda y eso tiene que ver con los aranceles y las trababas que Uruguay debe pagar.

13/09/18

 Uruguay y Australia son dos países que pueden aprender uno del otro, y eso es así porque ambos países tienen muchas cosas en común, dijo ayer el conferencista australiano Peter Barnard en la Expo Prado. Sin embargo los obstáculos que tiene Uruguay para acceder a los mercados son 3 o 4 veces peores que Australia o Nueva Zelanda, lo que ver con los aranceles y las trababas que Uruguay debe pagar. En los últimos años Australia ha mejorado gracias a los TLC que ha firmado con países como Japón, Corea o China, subrayó.

Con la organización del Instituto Nacional de Carnes (INAC) se realizó ayer en el salón Multiespacio de la Expo Prado la exposición Una visión estratégica para acceder y competir mejor en los mercados cárnicos la que estuvo a cargo del conferencista internacional Peter Barnard ex estratega de Meat & Livestock Australia (MLA) y actual director de Oliver & Doam. Sin duda uno de los expositores de mayor nivel que visitarán la Expo Prado este año.

La actividad comenzó con la presentación del presidente del INAC Federico Stanham que hizo una breve introducción. Como era de esperar el público presente que completó el salón con varias personas que debieron permanecer de pie aguardaba las palabras del señor Barnard.

El conferencista comenzó señalando lo desigual que era el mercado hace unos años. Hubo un momento en que me di cuenta que mi vida estaba rodeada de productos extranjeros provenientes de diversos países, pero cuando Australia quiso vender su producción, la carne, se encontró con que esos países que llenaban nuestras vidas con sus productos apelaban a diversas trabas en forma de impuestos o aranceles y cuando uno se preguntaba por qué sucedía eso la gente decía “así es el mundo”, narró. Desde entonces y para cambiar eso el sector agropecuario australiano debió recorrer un largo proceso con el fin de eliminar todas las barreras que se le imponían.

Uruguay y Australia son dos países que pueden aprender uno del otro, dijo Barnard. Y eso es así porque ambos países tienen muchas cosas en común: su producción; exportan la mayor parte de lo que producen; y en los dos países las exportaciones son muy, muy importantes.

Por eso, tanto para Uruguay como para Australia, el acceso a los mercados es vital.

En contrapartida a la necesidad de colocar nuestra producción, los países compradores pueden colocar muchos tipos de barreras: económicas como aranceles y técnicas como las enfermedades o sanitarias.

Hay tres tipos de países exportadores: los avanzados en que entran Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos; los medios donde se encuentra Uruguay; y los de menor perfil (Brasil, India, Paraguay) que son los que tienen el peor acceso.

Los obstáculos que tiene Uruguay para acceder a los mercados son 3 o 4 veces peores que Australia o Nueva Zelanda y eso tiene que ver con los aranceles y las trababas que Uruguay debe pagar.

En los últimos años Uruguay ha empeorado en el acceso a los mercados mientras que en los últimos cinco años Australia ha mejorado gracias a los Tratados de Libre Comercio (TLC) que ha firmado con países como Japón, Corea, China. Son países que están reduciendo el acceso de los mercados, señaló el conferencista australiano.

Pero nada sucede sin esfuerzo, por eso Australia hace enormes esfuerzos y dedica enormes recursos para acceder a los mejores mercados.

El mejor dinero que un país puede invertir es el que se gasta en casa, atendiendo el aspecto sanitario. Australia gastó 500 millones de dólares australianos al año y va en aumento, todo para conservar y mejorar la sanidad. Gastamos mil millones para librarnos de la brucelosis y otras enfermedades, apuntó.

Cualquier inversión que hagamos en Australia para prevenir o erradicar enfermedades, son dólares bien gastados. Los consumidores tienen que ganarse y volverse a ganar en confianza. Todo eso se relaciona también con el bienestar animal, la salud, el alimento. El dinero que se invierte en eso es para ganar mercados, insistió.

Es enormemente valioso entrar a un mercado de forma temprana. Hay que perseguir cada oportunidad aunque luego pueda quedar en nada, pero hay que crear las oportunidades.

Los ministerios de Relaciones Exteriores y de Comercio son igualmente de importantes que el de Agricultura, mencionó como una clave del éxito.

EL PODER ECONÓMICO DEBE USARSE.

Uruguay tiene el 25 % de sus ingresos en las exportaciones de carne, lo cual es mucho poder económico que debe usarse y la mejor formar de hacerlo es impulsando la totalidad de las mejoras en el comercio para todo el país, de todos los sectores comerciales. El sector debe tener una sola voz, no es bueno tener varias voces, deben trabajar en un frete único ante el gobierno, continuó.

Australia también ha hecho mucho lobby, en reclamar, crear material informativo y llevarlo a los miembros del Parlamento, creamos publicidad que interese al gobierno porque todos los gobiernos se interesan en lo que sale publicado en los diarios, señaló.

Si ponemos suficiente esfuerzo en el proyecto, obtendremos resultados, pero es importante entender que estos son temas que llevan años, años y años de esfuerzo, nadie va a cambiar de un día para otro. El comercio internacional demora y lleva tiempo, pero sí se van a obtener resultados, subrayó.

  • Fuente: todoelcampo.com.uy

Noticias Relacionadas