Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Opinan los productores y técnicos sobre el uso de fertilizantes foliares

Alejandro Breito El maíz “agarró una fuerza imponente”

03/10/18

Alejandro Breito cuenta con un esquema de producción que se desarrolla a través de varios predios propios relativamente pequeños en la zona de Cerros Negros, a unos 10 kilómetros de Cufré (Colonia). Realiza una rotación agrícola ganadera con una base de maíz y algo de trigo y avena a la que, en la secuencia, le siguen praderas. La familia tiene historia en el rubro lechero, pero el componente animal fue derivando hacia la ganadería. “En un determinado momento nos volvimos ganaderos y ahora hacemos algo de rotación con maíz como principal cultivo”, explica. Según Breito, el entorno de la zona en la que produce continúa teniendo un énfasis lechero, con una expansión de la agricultura en los últimos años que aún se mantiene.

Su sistema ganadero se especializa en la invernada, que se realiza sobre praderas principalmente de festuca, lotus y trébol blanco, con una duración en el eje de cuatro años. Consultado por Agrotemario sobre la forma en que conoció la línea de fertilizantes foliares de ISUSA, Breito explica que fue a través del equipo técnico de Sofoval que le recomendó su uso ante un problema puntual: “tuvimos un episodio severo de granizo el 9 de febrero de este año sobre un maíz de segunda con un mes y medio de crecimiento. El 13 de febrero aplicamos dos litros por hectárea de Fanafol Cultivos Extensivos. El cultivo tuvo una evolución importante, agarró una fuerza imponente. Observamos que el foliar sacó rápido al maíz del estrés del granizo y 10 días después ya se encontraba todo parejo. De ahí en adelante el color nunca bajó, después ya las aguas que vinieron lo ayudaron”, detalla. El maíz, de ciclo largo, había sido sembrado a fines de diciembre de 2017 y se cosecharía a fines de julio. “Tenemos previsto que el de segunda rinda más que el de primera. Obtuvimos 6.000 kg por hectárea en los de primera y esperamos 6.500-7.000 kg por hectárea en maíz de segunda”, explica. El destino del total de la producción de maíz es la venta.

Breito también ha utilizado el Fanafol Boro 8 con buenos resultados. Consultado por la situación para invierno, comenta que ha sembrado avena, cebada y praderas. Asimismo, cuenta con suplemento de sorgo y fardos de festuca, en ambos casos generados en el predio.

  • Fuente: Agrotemario - Edición Nº67

Noticias Relacionadas