Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Sembrando con plena incertidumbre

Por Carlos Rydstrom Se acerca la siembra de soja en Uruguay bajo un escenario de gran incertidumbre en precios debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las vicisitudes de la misma se suman a los problemas financieros de los productores y a la alta relación insumo-producto. Por otro lado, existen altas probabilidades de ocurrencia de “El Niño”, lo cual podría ser muy favorable para la producción del principal cultivo comercial.

09/10/18

Hay quienes siempre dicen que la agricultura de secano “es una timba”, porque a la impredecibilidad climática que condiciona a la mayoría de actividades agropecuarias, se le suma la incertidumbre comercial por el riesgo de fluctuación en los precios y de “vender mal”. En vísperas de la campaña de verano 2018-19, esta incertidumbre se acrecienta significativamente por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la cual puede repercutir de manera positiva o negativa en el precio FOB de la soja en el Mercosur. Todas las proyecciones sobre ello son muy cautas, el mercado tiene en cuenta el efecto de los aranceles de 25% sobre la soja norteamericana, pagando importantes premios en los puertos sudamericanos para la soja disponible en la actualidad, pero en las referencias a julio del 2019, el mercado “no se la juega”. Es decir que hoy, a más de 7 meses de la próxima cosecha (al menos en Uruguay), el mercado de demanda sobre la producción del hemisferio sur no toma en cuenta el efecto de la disputa entre China y Estados Unidos porque no es fácil pronosticar su magnitud o su mera existencia para esas fechas.

En Uruguay, está por comenzar la siembra temprana del cultivo de soja, las chacras de siembras de primera están en pleno periodo barbecho y los agricultores determinados a realizar esta empresa adquieren los insumos necesarios para hacerlo. Pero a diferencia de otras campañas de verano, firmar contratos a futuro con precios prefijados es arriesgado, ya que el análisis tradicional de mercado queda prácticamente descartado al considerar la existencia de la llamada Trade War.

Para profundizar en esta información, Tardáguila Agromercados consultó al Licenciado Ignacio Foderé de Fadisol, quien aseguró que la actual es una de las pre zafras con mayor incertidumbre comercial. “Los precios de hoy no están reflejando nada” aseguró Foderé, advirtiendo que “cuesta mucho pensar en el futuro del mercado porque la guerra comercial es todo”, insistiendo en que el desarrollo de esta disputa es el factor más incidente en el precio, por encima de las proyecciones de producción de los principales exportadores como Brasil. Ignacio Foderé también considera que el área sembrada ha de bajar, especialmente en aquellas áreas más marginales donde la inversión tecnológica requerida es mayor. “Hay productores que no han arreglado deudas y se les complica el financiamiento, esto hace que se demoren en la siembra y algunas veces terminan sin sembrar”, dijo el técnico de Fadisol, refiriéndose a un tema sensible que está a afectando a un número creciente de agricultores, como ya publicara Tardáguila Agromercados.

Es debido a este escenario internacional y a la situación financiera de muchos productores, luego de la magra cosecha de la campaña anterior, que se prevé una reducción del área de soja de entre el 10 y 20% de acuerdo a múltiples actores del rubro. Es decir, que las 1.250.000 hectáreas sembradas en la campaña anterior, podrían reducirse en 100 a 150 mil hectáreas menos, considerando los números que manejan los privados, que suelen ser superiores a los de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA). Por otro lado, el Instituto de investigación climática de la Universidad de Columbia (IRI) de los Estados Unidos mantiene su proyección de alta probabilidad de “El Niño”, fenómeno que causaría lluvias por encima del promedio en Uruguay y la provincia Argentina de Entre Ríos. Proyección que de confirmarse, y no causar problemas en la siembra o en la cosecha, sería una gran noticia para los agricultores.

Con este panorama, la resiliencia del sector agrícola uruguayo se pondrá nuevamente a prueba, es muy difícil visualizar el escenario en el cual se cosecharán los cultivos de verano que se están por sembrar, pero “los problemas se superan trabajando” parece decir el sector y las semillas se pondrán en el suelo una vez más.

Noticias Relacionadas