Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Si no se venden tambos es “porque no hay compradores” interesados

“Hay productores que están viendo cuál es su necesidad de reposición y el resto lo están entorando con Angus porque están proyectando carne”; “productores que han pasado el año con lo que han mandado a frigorífico, con eso han vivido”.

13/10/18

La primavera es una fecha clave para la producción. En el caso de los tamberos, una primavera buena cambia el sentimiento del productor, dijo Agustín Sojo que es tambero en el departamento de Durazno. Sin embargo la realidad no es tan positiva porque no es posible “hacer caja” que permita “ahorrar para las labores” que se deben hacer en verano esperando el invierno. En los últimos años los costos han subido y el precio de la leche se ha mantenido y hasta bajó. “Si la leche valiera un poco más y tuviéramos la posibilidad de vender los tambos, seguramente habría muchos a la venta. Hoy no se venden porque no hay compradores” interesados”. “Y no estamos hablando de una empresa que no es rentable, sino que las familias no pueden vivir”, definió.

“La mañana primaveral cambia la óptica de la realidad tambera aunque hay un trasfondo gigantesco. Días como hoy cambian el sentimiento del productor, el poder ver las vacas llenas, echadas, rumiando, es un alivio” dijo el productor Agustín Sojo que posee tambo en el departamento de Durazno ordeñando 500 vacas que producen 21 litros promedio.

Recordó que los productores vienen “de una seca que en Durazno comenzó en noviembre, tuvimos 5 o 6 meses de seca muy dura en la que muchos productores la pasamos mal. En mi caso esa seca me llevó 2.500 fardos para mantener el ganado y poder seguir con la producción”, dijo.

Hay establecimientos a los que el déficit hídrico “les ha costado muchísimo” y esa situación “rompe la cadena reproductiva”, perjudica “el estado del ganado” y la sanidad. “Salimos de un verano complicado, por suerte tuvimos un invierno bastante benévolo y ahora tenemos una primavera que está siendo espectacular”, expresó.

Sin embargo Sojo lamentó que las dificultades persistan. “No podemos decir que estamos haciendo caja para ahorrar para las labores que hacemos en verano, que es cuando hacemos las reservas de invierno. No estamos haciendo la diferencia que históricamente se hacía en primavera”, detalló.

No solo hay dificultades por “el tipo cambiario que nos está complicando sino que venimos de hace 4 años con los mismos precios y nos han aumentado todos los costos, además de que en agosto tuvimos una baja en el precio de la leche. Por ese lado veo una situación complicada”.

Esa dificultad se ve en la producción y también en que no hay interesados en comprar tambos. “Si la leche valiera un poco más y tuviéramos la posibilidad de vender los tambos, seguramente habría muchos a la venta. Hoy no se venden los tambos porque no hay compradores” interesados. “Esa es la realidad, hoy vale más una vaquillona  gorda de frigorífico que una vaquillona inseminada, que una próxima a parir”, describió.

Agregó que también “hay productores que están viendo cuál es su necesidad de reposición y el resto lo están entorando con Aberdeen Angus porque están proyectando carne” y “productores que han pasado el año con lo que han mandado a frigorífico, con eso han vivido”.

DESAZÓN POR EL FUTURO.

Sojo señaló no aceptar “que  un productor lechero pase lo que está pasando. No solo hablamos de rentabilidad de las empresas, una empresa puede ser rentable o no, eso es cíclico y es economía pura, pero ya cuando estas tocando el bolsillo de la familia eso es realmente duro. Cuando la familia empieza a pasar mal y no puede pagar sus cuentas ya es una desazón en que uno se pregunta qué hacer en el futuro”.

Como productor necesito “algo que me dé un poco de positivismo porque ser negativo no lleva a buen puerto. Precisamos ser positivos pero siento que hay una constante falta de respeto de algunos ministros y algunas gremiales que ven que hay mil productores que en julio cobraron treinta mil pesos y con eso tiene que pagar sueldos, vivir. Y no estamos hablando de una empresa que no es rentable, sino que las familias no pueden vivir”.

LOS COSTOS SON ALTOS Y NO TENEMOS MARGEN DE MANIOBRA.

La primavera viene bien pero los números no son iguales que en otras primaveras. “Primero por el atraso cambiario, creo que cuando el dólar se vaya un poco más para arriba la exportación va a mejorar, va a ser más competitivo el país y eso nos va a beneficiar a los productores”, estimó.

El costo de funcionamiento es “alto”, la tarifa de UTE es “inviable, no se puede costear, prácticamente pagamos sesenta mil pesos”. Además “empleamos siete personas y los costos de mano de obra son altísimos; en el combustible, cada vez que hay que mover un tractor se te cae un lagrimón”.

“Tenemos un problema grande de costo con el productor sin margen de ajuste. Si el gobierno no interviene nosotros podemos hacer muy poca cosa” como “tomar menos empleados”, pero ¿cómo funcionamos con ese volumen de vacas con menos empleados?, se preguntó.

“Es una cadena”, si “bajo la ración, bajo la comida, produzco menos leche, no preño una vaca; y si saco algún empleado por algún lado se va a notar. El productor tiene muy poco margen para bajar costos”, concluyó.

(Las declaraciones de Agustín Sojo fueron realizadas al periodista Álvaro Aguiar de radio Durazno. Foto de dairylando.com).

  • Fuente: todoelcampo.com.uy

Noticias Relacionadas