Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Bolsonaro: Claro ganador sin claras propuestas para el agro

Jair Bolsonaro ganó la segunda vuelta de las elecciones en Brasil y asumirá como Presidente el 1 de enero del 2019, poniendo fin a 16 años de gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) y su más reciente aliado, el PMDB con Michel Temer a la cabeza.

29/10/18

Mucho se sabe y se comenta sobre las posturas culturalmente conservadoras y económicamente liberales de Bolsonaro, pero en medio de tanta polémica por cuestiones ajenas a lo programático, poco se habla (y se sabe) de su estrategia agropecuaria y en que se basa.


El documento base de la campaña de Bolsonaro, titulado Proyecto Fénix, resalta que “Las economías de mercado son históricamente el mayor instrumento de generación de riqueza, empleo, prosperidad e inclusión social. Gracias al liberalismo, millones de personas están siendo salvadas de la miseria en el mundo”, lo cual se suma a la designación de Paulo Guedes, economista doctorado en Chicago para dirigir las finanzas del gigante sudamericano.

En cuanto al agro, el Proyecto Fénix no especifica sus ejes y el flamante presidente ha contradecido sus posturas en reiteradas ocasiones de la campaña, como en su opinión sobre la permanencia de Brasil en el acuerdo de París sobre el Cambio Climático. También habló de integrar al Ministerio de Medio Ambiente dentro del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA), lo que supondría un claro descenso en la importancia que el nuevo gobierno le ha de dar a la agenda medioambiental. Esto fue desmentido en los últimos días de la campaña por quien es potencialmente el elegido para la cartera agropecuaria, Luiz Antônio Nabhan Garcia.

Nabhan Garcia, es el líder de la Unión Democrática Ruralista, un gremio nacido para oponerse al Movimiento Sin Tierra, en los años sesenta. El candidato a ocupar el ministerio que hoy dirige Blairo Maggi fue muy crítico con las políticas ambientales de Brasil como el Moratorio de la soja amazónica que prohíbe la compra de soja producida en esa región por parte de compañías semilleristas, y acompañó la última regulación que busca flexibilizar la comercialización y aprobación de agroquímicos para el uso agrícola. Si bien su historia política parece marcar caminos claros, en la recta final de la campaña, el equipo que acompañó a Jair Bolsonaro a esta rotunda victoria también supo contradecirse. Según publica el diario Clarín de Argentina, Nabhan Garcia manifestó que “nadie piensa cerrar el Ibama ni tampoco el Incra” refiriéndose al Instituto Brasileño de Medio Ambiente y al al Instituto de Nacional de Colonización y Reforma Agraria que son consideradas como entidades insignia de los gobiernos de centroizquierda e izquierda que gobernaron Brasil desde mediados de la década de los 90.

Brasil es el sexto mayor emisor de gases de efecto invernadero y la deforestación, la agricultura y la producción de petróleo son las principales fuentes de emisiones de Brasil. El objetivo del país norteño era acabar con la deforestación ilegal para 2030, pero ese objetivo podría estar en grave peligro bajo la administración de Bolsonaro.

Es claro que una inmensa mayoría de actores del agro y “su gente” apoyaron a la candidatura de Jair Bolsonaro para su victoria, es también evidente que el sector agroexportador se vio constantemente perjudicado por algunas medidas proteccionistas y por la rigurosa (y necesaria) regulación ambiental llevada a cabo por los gobiernos del PT. La nueva administración revelará su verdadera cara a partir del primero de enero del próximo año y se esclarecerán realmente las dudas sobre qué modelo agropecuario quiere el Partido Social Liberal que lidera Jair Bolsonaro, cuanto de su cambio radical es real o solamente una estrategia de campaña para asegurar el voto ruralista.

Noticias Relacionadas