Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Trifoglio: Mercado lanero con dos escenarios muy claros y diferentes

El presidente de la Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana del Uruguay, el Ing. José Luis Trifoglio, dialogó con Faxlana sobre la visión actual del mercado lanero tanto a nivel internacional como local.

01/12/18

El consignatario y también analista del mercado dijo que existen dos escenarios muy claros y con características muy diferentes, haciendo mención a las lanas finas y superfinas con una demanda importante y precios que alcanzaron valores históricos y las lanas medias y gruesas que están teniendo dificultad en la colocación.

¿Cómo está viendo el mercado lanero en la actualidad?

Básicamente en nuestro país somos tomadores de precios y lo que suceda a nivel internacional y en los principales mercados es lo que termina sucediendo en nuestro país, salvo raras excepciones en las 40 zafras que tengo. Veo un mercado que sigue teniendo dos escenarios bien claros. En lanas finas con una característica diferente a la de hace dos meses atrás, donde habíamos entrado a un sector de riesgo importante en cuanto a la sustitución por otras fibras, por el alto incremento en los precios que tuvieron las lanas finas y superfinas.

¿Había que corregir los precios?

Necesariamente había que corregir el precio de ese tipo de lanas porque si no ya los eslabones que están en el medio de la cadena textil lanera y los últimos también, estaban visualizando que iban a trasladar precios muy altos en los productos terminados. A nuestro entender quizás fue un poco más grande de lo que estaba necesitando el mercado, pero esa corrección a la baja es sana, principalmente por la continuidad de un incremento en la demanda de la fibra.

Las últimas noticias que se dieron a conocer de la caída de la producción de Australia podrían estar llevando al mercado a un sector de estabilidad con cierta leve recuperación, que lo vamos a ver en el desarrollo de las próximas ventas en Australia. También nos está jugando en contra la calidad de lana que se está ofertando de algunas zonas productoras de Australia, por cierto grado de problemas en cuanto a la calidad, como la resistencia, el contenido vegetal, debido a la gran sequía que tienen varias zonas de Australia, eso tampoco colabora para que los demandantes del mundo lanero a nivel internacional estén ávidos por adquirir materia prima.

¿Se puede pensar en estabilidad en los precios?

Creo que en el futuro se va a estabilizar, quizás se recupere en ciertos niveles pero no tan altos como los que tuvimos hace dos meses atrás. De todas maneras incluso si se quedara en los actuales niveles, si miramos en una perspectiva histórica los precios de las finas y superfinas son muy buenas.

¿Qué pasa con las lanas medias?

Ese es el otro escenario y que sigue sin cambios importantes. Para las lanas medias y gruesas la demanda está difícil, hay un sobrestock en los principales países productores, los precios no son atractivos para el productor en muchos casos, pero lo más problemático es que estamos teniendo poca demanda.

¿Esto se debe a un mayor incremento de lanas en base a cruzamientos carniceros en Australia?

No solamente, hay un problema de demanda. El mundo lanero ha invertido mucho de la mano de Australia y también de otros países en los que se incluye a Uruguay a través de la Federación Lanera Internacional, en desarrollar e incorporar la fibra lana en productos terminados donde no estaba presente, como la ropa deportiva por ejemplo. No debemos olvidarnos que la ropa deportiva se creó en el año 2000 para los Juegos Olímpicos de Sidney y desde ese entonces y de a poco se ha ido incorporando.

En el caso de las lanas medias y gruesas no vemos desarrollos importantes. Ha habido un traslado del sector productor hacia razas más carniceras, a su vez el cruzamiento con razas netamente carniceras donde la lana es un subproducto. Pero eso pasa a nivel de Nueva Zelanda pero también en nuestro país donde compradores industriales que compran lanas Corriedale promedio de 28 micras, dentro de ese lote hay un volumen importante de 30 micras y esa lana va quedando hasta que vengan pedidos del exterior que no son muchos entonces ese sector vemos complicada la situación con precios quizás muy cercanos al promedio histórico y estamos lejos de los muy buenos valores que se habían manejado hace años atrás.

¿Cómo ves las economías de las empresas? No es lo mismo comprar lanas con un indicador a 13 que a 15 dólares

Hay un problema crediticio. Hay un abanico de factores que a nivel mundial está afectando. Por ejemplo las líneas de crédito para las industrias chinas se está achicando, hay cierta incertidumbre en cuanto al comercio mundial al por menor de productos de lana, principalmente en lanas medias y gruesas, se necesita mucho más dinero para comprar lanas finas a los actuales valores que se están manejando a nivel internacional y eso achica el poder de los créditos.

También la guerra China y Estados Unidos

Es también un factor importante ver qué sucede, porque hay una cantidad de aranceles que está poniendo el gobierno de Estados Unidos a productos terminados y específicamente también en forma importante en lo que es alfombras, por ejemplo, y eso no colabora a darle certidumbres al mercado y que se pueda desarrollar en forma normal. Igualmente tengo esperanzas y algún dato que permite ser optimista hacia el futuro de las lanas finas y superfinas, con la volatilidad que nos tiene acostumbrado el mercado lanero internacional, en donde entran muchos factores y después un poco más complicado en el sector de lanas medias y gruesas a largo plazo, ahí vemos que se va a ir complicando cada vez más para lanas de más de 28 micras y con el correr de los años quizás de 27 micras y más gruesas.

A nivel interno, los productores aún continúa pensando en valores de hace dos meses atrás

Es un problema. Algunos productores se están fijando como se desarrolló el mercado, algunos se asustaron, creo que en el mundo lanero internacional esta baja tan pronunciada, que se esperaba una baja pero no tan pronunciada, creo que puso un grado de incertidumbre. La industria obviamente también tiene cierta incertidumbre de saber si coloca lo que compró en el lomo, lo que está comprando para entregar dentro de algunos meses, creo que el mercado necesita esa estabilidad a todo nivel para que se empiece a tener confianza en el mercado y eso le dé una estabilidad a los precios para que los negocios es realicen un poco más fluidos.

Estamos en noviembre se acercan las fiestas, el tradicional receso de invierno en el hemisferio norte, eso de alguna manera va a traer probablemente alguna necesidad puntual de alguna industria de ese hemisferio para tener materia prima para ese periodo importante y creo que ahí va estar un poco las características de lo que va a ser el año 2019 para el precio de la lana y ojalá sea buena

¿Se pueden esperar mejoras en los precios en el mercado interno?

En el mercado nadie sabe nada de lo que va a suceder, nadie tiene la bola de cristal. En términos generales lo que se habla a nivel de los principales analistas, es que el mercado de lanas finas y superfinas se va a ir desarrollando, seguramente va a venir un periodo de buenos precios para las lanas de 20, 21 y 22 micras, y ahí eso es bueno para Uruguay, también van a arrastrar a los micronajes más finos. Nunca pudimos ver un grado de estabilidad importante en el mercado lanero, sería interesante que con altibajos no muy pronunciados vaya quedando el indicador en el entorno de los 13 o 13,5 dólares y ahí se empiecen a comercializar las lanas que quedaron cosechadas.

Algunos productores que tengan expectativas de mejores valores probablemente puedan esperar al reinicio de la actividad en 2019, un periodo donde tradicionalmente hay un mayor interés, luego de ver como se desarrollaron las ventas en navidad y fin de año y eso podría traer aparejado junto con la noticia de la caída de la producción de Australia, quizás una firmeza. No tan buena como cuando tuvimos un indicador arriba de los 15 dólares pero sí que esté en el entorno de los 13 dólares que realmente es un muy buen valor.

Noticias Relacionadas