Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Pese a mayor producción, la facturación bruta de los tamberos cayó 2%

El 2018 tuvo dos caras para la lechería uruguaya: la remisión creció por segundo año consecutivo, pero los ingresos en dólares corrientes que recibieron los tamberos cayeron en unos US$ 12 millones (2%) respecto al año previo.

12/02/19

La facturación bruta de los tambos uruguayos alcanzó los US$ 640 millones en el ejercicio 2018, por debajo de los US$ 652 millones del 2017 y aún bastante lejos de los US$ 852 millones del 2014 cuando se procesó un volumen de leche prácticamente igual al del ejercicio pasado.

Para encontrar las causas de este descenso en los ingresos brutos que percibieron los tambos hay que analizar, en primer lugar, la baja del valor medio por litro de leche en dólares que pagaron las industrias. Mientras que en el ejercicio 2017, la media por litro de leche remitido a planta se situó en US$ 0,34, en 2018 cayó a US$ 0,32. A su vez, hay que tener en cuenta qué pasó con el tipo de cambio.

El año pasado, el dólar cotizó en promedio a $ 30,7, mientras que en 2017 su valor fue de $ 28,7.
Como la industria paga a los tamberos en pesos, esa apreciación del tipo de cambio jugó en contra de los ingresos brutos en dólares de los tamberos.

De todas formas, cabe matizar que un tipo de cambio más alto también ayuda a que las industrias puedan pagar un mejor precio a sus remitentes en pesos, ya que Uruguay destina el 70% de su producción al mercado externo.

Remisión
La remisión a las plantas lácteas uruguayas creció 4% en 2018 y logró superar el umbral de los 2.000 millones de litros, según los datos preliminares que divulgó el Inale. La última vez que Uruguay había superado ese volumen fue en 2014 (2.014 millones de litros).

Asimismo, el Inale corrigió al alza los datos de la remisión de 2017 a 1.924 millones de litros tomando los datos definitivos que procesó la DIEA. Así, el crecimiento de la remisión ese año fue de 8,4% y no de 6% como se había informado previamente.

Por otro lado, el cierre de 2018 pautó algunas señales de atención. Si bien durante el primer semestre se alcanzaron tasas de expansión superior al dígito, ese dinamismo se fue diluyendo hasta cerrar con números rojos en noviembre (-3,2%) y diciembre (-2,78%). En el último mes del año pasado, las industrias procesaron 171,7 millones de litros, 5 millones de litros menos que igual mes de 2017.

La remisión en enero también cerró con números rojos, incluso con descensos superiores al dígito. Hasta el momento, no hay una explicación clara sobre la caída en los niveles de remisión, más allá de algunos problemas de barro y vacas con mastitis que registraron algunos tambos por el exceso de lluvias.

  • Fuente: diariocambio.com.uy

Noticias Relacionadas