Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

ISUSA Nueva inversión en el área química duplicará actual capacidad instalada

La empresa también da servicios de flete, acarreo y aplicación de fertilizantes por falta de mano de obra en el agro LOGÍSTICA. Se construyó una planta de almacenaje y distribución de fertilizantes en Durazno

30/05/12

Industria Sulfúrica S.A. (Isusa) acaba de cumplir 65 años de trayectoria ininterrumpida, siendo una de las pocas empresas uruguayas cuyas acciones se cotizan y operan en la Bolsa de Valores y Bevsa. Su producción tradicionalmente destinada a la agropecuaria y la industria, ahora también procura abastecer a las procesadoras de pasta de celulosa, informaron su presidente y gerente general, ingeniero químico Oscar Rufener, su director y gerente de administración y finanzas, contador Gerardo Martínez Burgos, y su jefe de ventas, Sergio Suárez-Cibils. A continuación un resumen de la entrevista.

-¿Qué actividades desarrolla Isusa?

Oscar Rufener-Tenemos dos grandes líneas de producción: fertilizantes y productos químicos. Además, agregamos algunos servicios en los últimos años como forma de valorizar la comercialización de commodities. En realidad, las materias primas que se venden en plaza son de características parecidas, pero la gran diferencia la hacen el respaldo de las marcas y los complementos de procesos y servicios que ofrece cada firma. De hecho, los commodities no pueden ser utilizados tal cual se importan ya que requieren un proceso de acondicionamiento para su utilización en las maquinarias que actualmente se utilizan en el agro.

-¿Qué tipos de servicios ofrece su empresa?

Sergio Suárez-Cibils- Hace varios años comenzamos por aplicar los fertilizantes e innovar técnicas en las áreas de fertilización de cultivos o de praderas de nuestros clientes. Luego se agregó el almacenaje de granos en silos como un servicio complementario, sobre todo para los acopiadores y exportadores, con la ventaja que Isusa no se involucra en la negociación de la venta del grano de los clientes. OR- Un beneficio adicional es que en nuestros silos no se mezclan los granos, sino que el producto de cada cliente se guarda por separado. De este modo, evitamos que quienes tengan granos de mejor calidad pierdan en el promedio del silo.

-¿Qué factores llevaron a que Isusa pasara a dar diferentes servicios a sus clientes?

OR- Este proceso obedece a los cambios en la estructura propietaria o administrativa de los campos uruguayos. Durante décadas los productores venían a comprarnos el abono para aplicarlo ellos mismos con sus máquinas de fertilizar. Con el ingreso de nuevos inversores en el agro, detectamos que cada vez había más clientes que necesitaban diversos servicios relacionados con los fertilizantes. Ahora no solo fabricamos fórmulas específicas de fertilizantes para determinadas necesidades productivas, sino que también nos ocupamos de la logística, tales como el flete, el acarreo en bolsas, bolsones o a granel y la aplicación de los fertilizantes debido a la escasez de mano de obra en el medio rural.

-¿Qué otros servicios ofrecen a los productores?

SS- Los tamberos fueron los primeros clientes que empezaron a demandar que aplicáramos los fertilizantes en sus praderas. Antes lo hacían ellos mismos, pero ahora deben concentrar sus recursos en mejorar la producción láctea que cada vez tiene mayores exigencias. Después se extendió a todo el sector.

-¿No cuentan los productores con maquinaria adecuada para fertilizar sus campos?

SS- A veces sí, pero es más eficiente contratar nuestros servicios, pues nos hemos especializado perfeccionando el sistema y reduciendo costos. Además, a menudo no pueden utilizar la tecnología de sus modernas cosechadoras porque carecen del software adecuado o porque los programas informáticos no les permiten extraer ciertos datos de los campos. Por eso, Isusa creó un departamento para el sistema de agricultura de precisión que acompaña al cliente en la cosecha. Incluso cuenta con maquinaria para hacer fertilización variable.

-¿Qué significa eso?

SS- En vez de tomar una muestra del suelo como se hacía antes, hoy se referencian satelitalmente los puntos de un campo y se extraen muestras para determinar las necesidades de fertilización de sus distintos sectores. Luego que se mapea la chacra, los técnicos complementan la información y la máquina fertilizadora se comanda con un GPS, que le permite variar automáticamente las dosis a aplicar según la calidad de cada suelo. Además, se acompaña al productor en la cosecha, en lo que se denomina "cosecha georreferenciada", para elaborar un mapa de esa área a efectos de contar con datos detallados que ajusten la aplicación de los fertilizantes al año siguiente. Esta práctica permite corregir defectos en la fertilización y maximizar la producción con el fin de que todo el campo tenga el mayor rendimiento por hectárea.

Producción

-¿Dónde funciona Isusa?

OR- La empresa cuenta con dos plantas industriales. Una está en el Km 24 de la Ruta 1 en el departamento de San José. Ocupa un área de 63 hectáreas con 60.000 metros cuadrados construidos, donde se preparan productos químicos -ácido sulfúrico y sulfato de aluminio- y fertilizantes -superfosfato en polvo y NPK- que se granulan y embolsan. También se elaboran fertilizantes líquidos a granel. La otra planta industrial, cerca de Agraciada en Soriano, inaugurada en 2010, insumió una inversión de US$ 20 millones. Allí se preparan los mismos productos que en la planta de Ruta l, aunque su nivel de producción es aproximadamente la mitad. Sin embargo, se prevé que los volúmenes de ácido sulfúrico sean superiores debido a su cercanía a las papeleras de UPM y Montes del Plata. Tanto en esta planta como en la de Ruta 1 funciona un laboratorio especializado para que los fertilizantes cumplan exactamente con el contenido de nutrientes de sus fórmulas.

En el área logística, la empresa posee dos plantas de silos en Nueva Palmira y Melo, con una capacidad de 120.000 toneladas de granos. Además, terminamos recientemente las obras de una planta de almacenamiento y distribución de fertilizantes en Durazno. En sus cinco plantas, la empresa emplea en forma directa a un total de 270 personas.

-¿Cuál es la principal producción de Isusa?

Gerardo Martínez- Los fertilizantes representan el 85% de la producción y el 15% restante corresponde a productos químicos, según la facturación anual. Es factible que esta relación pueda cambiar en el futuro y se incremente el rubro químico cuando la planta de Montes del Plata comience a funcionar el año próximo.

-¿Qué importancia le asigna Isusa a las compras de las papeleras?

OR- Son clientes potenciales importantes. Cuando somos competitivos en precios le vendemos ácido sulfúrico y sulfato de aluminio a UPM y también algo de urea para sus desarrollos forestales. Ahora estamos negociando condiciones con Montes del Plata para suministrar ácido sulfúrico a su futura planta que comenzará a funcionar en marzo de 2013.

-¿Se coloca parte de la producción en el exterior?

GM- Exportamos exclusivamente a los mercados de la región, habiéndose colocado unos US$ 46 millones el año pasado, lo que representó un 25% de la producción. Las ventas al exterior consisten básicamente de fertilizantes, pero en 2011 incluyeron unos US$ 5 millones de productos químicos a UPM porque la planta de la papelera está instalada en una zona franca. Hoy solo estamos operando con Brasil y Paraguay, siendo este último nuestro principal mercado. En cambio, los embarques a Argentina se han paralizado debido a las restricciones impuestas por su gobierno. Aplicación de fertilizantes tiene prioridad en el agro uruguayo.

-¿Prevé que se mantengan los niveles de demanda de fertilizantes este año?

Oscar Rufener- Todavía no se puede hacer un pronóstico categórico porque el mercado está "raro". Si bien la cosecha de soja fue excelente, se va a reducir el área destinada a los cultivos de invierno debido a que el año pasado hubo una cosecha récord de trigo, pero ha costado colocarla. En cambio, sigue firme la demanda de fertilizantes de parte del sector lechero y la ganadería. Además, el uso de abono no es exclusivo para cultivos y praderas, sino también para la forestación, donde se aplica incluso en los almácigos.

-¿No ha mermado el consumo de fertilizantes en el sector ganadero?

Sergio Suárez-Cibils- Es un hecho que a medida que avanza el área destinada a los cultivos, la ganadería se va refugiando en zonas menos productivas, por ejemplo en el noreste del país. Entonces, para poder obtener más kilos de carne en menos hectáreas y en suelos más pobres, hay que recurrir a estrategias productivas. Hasta no hace mucho tiempo cuando un productor agropecuario prosperaba solía comprar 200 o 300 hectáreas cercanas a su estancia. Como hoy ya no existe esa facilidad por razones de precio y disponibilidad de tierras, no puede crecer para los costados. Por lo tanto, se tiende a practicar una ganadería más intensiva que va de la mano de un mayor y mejor uso de fertilizantes porque hay que implantar más praderas y hacer más siembras de cultivos de verano, especialmente sorgo forrajero, para poder mantener al ganado en una superficie más reducida. Incluso el incremento de la producción en "feed lots" requiere plantar forrajeras para la alimentación de los animales. En definitiva, el productor tiene que elegir la fórmula más apropiada y echar más kilos de fertilizantes por hectárea.

-¿Qué cultivos requieren más fertilizantes?

OR- La soja es el cultivo más extractor de nutrientes del suelo. Incluso los precios de los arriendos de campos son más bajos si no se planta soja, que es un fuerte demandante de fósforo, azufre y potasio. Hoy día el aporte de azufre que hacen nuestros productores es bueno, pero todavía continúa siendo insuficiente la cantidad de potasio utilizada. Su aplicación debería alcanzar los niveles de Paraguay y Brasil para que el suelo uruguayo no pierda su calidad en nutrientes.

-¿Es consciente el productor uruguayo de la necesidad de mantener la calidad del suelo?

OR- La fertilización ha adquirido tal importancia que en los contratos de arrendamientos rurales ahora se establece específicamente el porcentaje de nutrientes con que se entrega un campo y que el arrendatario deberá devolverlo con el mismo nivel o incluso con un plus. De todos modos, el manejo en la rotación de los cultivos es la mejor manera de proteger la riqueza del suelo, lo que viene de la mano de una diversificación de la producción y la utilización de la siembra directa. Nuevas ampliaciones para atender la demanda del agro y la industria.

-¿Qué proyectos tiene Isusa para el corto plazo?

Oscar Rufener- Procuramos aumentar la producción de ácido sulfúrico que está siendo deficitaria para atender las necesidades de superfosfato del agro y, eventualmente, para responder a la demanda de la planta de pasta de celulosa de Montes del Plata. Independientemente de que le vendamos o no a la empresa chileno-finlandesa, se construirá una segunda planta industrial en Agraciada, departamento de Soriano, porque no podemos ofrecer algo que no producimos en cantidades suficientes.

-¿Qué características tendrá esa segunda planta industrial en Agraciada?

Gerardo Martínez- Está previsto que duplique la actual capacidad instalada de producción de ácido sulfúrico y sulfato de aluminio líquido en nuestras dos plantas industriales en Ruta 1 y Agraciada. Esta obra demandará una inversión de US$ 11 millones, que será financiada en un 70% por el BROU luego de que Isusa alcanzó el primer lugar en el ranking de la licitación de proyectos de inversión convocado por dicha institución en 2011.

-¿Proyectan ampliar algunas otras áreas próximamente?

GM- Sí. Ya está en curso el aumento de la capacidad de almacenamiento y producción de fertilizantes líquidos, tanto en la planta de Ruta 1 como en la de Agraciada. Además, continuamos con el proceso de crecimiento de los puntos de entrega de los fertilizantes. Hoy es fundamental disponer de varios centros de distribución porque la agricultura se ha extendido en todo el país. De ese modo, es posible abastecer a los pesados camiones graneleros para que tengan un recorrido relativamente corto hasta su punto de descarga. Por ese motivo, ha comenzado a operar una nueva planta de almacenaje y distribución en la ciudad de Durazno, en la que se invirtieron US$ 1,8 millones.

-¿Cuánto lleva invertido Isusa en ampliaciones en los últimos años?

GM- Toda la inversión de la empresa en obras realizadas y previstas para el período 2007-2013 es de más de US$ 60 millones.

-¿Ya tienen planificadas nuevas inversiones para el mediano plazo?

OR- El próximo paso a dar será la construcción de otra planta logística en Fray Bentos, precisamente en el área de M´Bopicuá que pertenece en partes iguales a la Intendencia de Río Negro y el BROU. De concretarse esta inversión, podremos transportar por vía fluvial los fertilizantes y productos químicos desde Nueva Palmira hasta el puerto de Fray Bentos.

Otro proyecto que vamos a encarar más adelante es la construcción de un depósito intermedio cercano a la Vía Perimetral de Montevideo, en donde podamos acopiar los fertilizantes que se descargan a un alto ritmo en el puerto capitalino y nuestros camiones no dan abasto. Luego podremos trasladarlos con mayor tranquilidad desde allí a la planta de distribución en Durazno. Esa inversión demandaría alrededor de US$ 1 millón, pero la suba desmesurada de los precios de la hectárea en esa zona plantea un serio obstáculo para concretar la obra.

  • Fuente: Economía y Mercado Diario el País 28/05/12

Noticias Relacionadas