Mantente informado, haz contactos y realiza negocios desde tu casa.

Productores, empresarios, veterinarios, agrónomos... Todos están aquí y su vida es mas sencilla

Registrate. No quedes afuera!

Noticias

Fosfito de potasio, un nuevo concepto en sanidad y fertilización

Fanafos K, el fosfito de potasio de ISUSA, es un novedoso fertilizante bioestimulador que mostró excelentes resultados en rendimiento, sanidad y estado general de los cultivos de soja en la pasada zafra 2012.

25/07/12

Nutrición y sanidad mucho se ha estudiado el efecto de la nutrición de las plantas sobre su sanidad. En este sentido, es sabido que excesos o deficiencias en los contenidos de determinado nutrientes repercuten en los aspectos sanitarios.

El desarrollo y prosperidad de ciertas enfermedades dependen de la interacción entre tres factores: el hospedero (planta), el patógeno y el ambiente.La fertilización produce cambios en el hospedero que pueden hacerlo más resistente o susceptible a los diferentes patógenos. Paralelamente, la nutrición puede determinar cambios en el ambiente, dados por mayor o menor crecimiento de los cultivos. Uno de los ejemplos más conocidos es la influencia de los niveles de fertilización nitrogenada en la sanidad de determinados cultivos.

Contenidos elevados determinan tejidos más suculentos, más susceptibles al ataque de determinados patógenos y, a su vez, determinan ambientes menos aireados por excesivo crecimiento.

Por otro lado, deficiencias en este nutriente determinan plantas débiles y sin capacidad de respuesta en la regeneración de nuevos tejidos que reduzcan el impacto de las enfermedades.

Diferente es el caso del potasio, el cual parece tener siempre una influencia positiva en el vegetal para afrontar diferentes patógenos. Este nutriente interviene positivamente en el metabolismo del vegetal favoreciendo la síntesis de sustancias antifúngicas y un mayor crecimiento del vegetal. También incide positivamente en el engrosamiento de cutícula y epidermis que dificultan físicamente la penetración de los patógenos y los vectores.

Por otro lado, el potasio interviene directamente en la regulación estomática, siendo vital en la regulación osmótica mejorando sustancialmente el funcionamiento vegetal bajo condiciones de estrés ambiental. Sumado a esto ultimo, y en un mismo sentido de acción, el potasio interviene en la formación de raíces, logrando el cultivo mejorar su capacidad de exploración del suelo en busca de otros nutrientes y de agua.

El fósforo en forma de fosfatos -como habitualmente es suministrado y absorbido por las plantas- es la fuente principal de energía para el desarrollo y crecimiento de las plantas, por lo cual influye en el estado general del cultivo.

Fósforo: fosfato o fosfito?

El fósforo puede presentarse también en otras formas químicas diferentes al fosfato. El fosfito es una forma del fosforo que permanece dentro de la planta como tal, traslocándose de forma ascendente y descendente (sistémico) a través de xilema y floema. De esta manera, los fosfatos son metabolizados por las plantas y utilizados como nutrientes. El fósforo bajo la forma de fosfito no es utilizado como nutriente en plantas anuales, aunque, como veremos más adelante, interviene en otra parte del metabolismo vegetal. Se ha demostrado en diferentes cultivos que el fósforo, bajo esta forma química, mejora la sanidad de las plantas. La molécula de fosfito actúa sobre ciertos hongos de forma directa, inhibiendo el desarrollo micelial en unos patógenos y la esporulación en otros. En otros casos actúa de forma indirecta, estimulando en el vegetal la producción de sustancias naturales metabolizadas por sus mecanismos de defensa.

Las plantas normalmente reaccionan al estímulo del ataque de patógenos sintetizando proteínas relacionadas al patógeno comúnmente llamadas fitoalexinas. La molécula de fosfito dentro del vegetal activa estos mecanismos de defensa natural sin la necesidad de la presencia del patógeno. De esta forma, la planta está con cierto nivel de defensas en su sistema al momento del ataque del patógeno, reduciendo así la intensidad de las enfermedades. Además, se hace referencia al fosfito como un excelente complejante de nutrientes y micronutrientes como es el caso del Boro, Calcio, Molibdeno, Magnesio, Zinc y Potasio, favoreciendo no solo su entrada en el vegetal sino en el transporte dentro del mismo hacia los lugares de síntesis.

Efectos del fosfito de potasio

En soja se ha utilizado en aplicaciones con fungicidas previo a R3 logrando mejoras sustanciales en el control de enfermedades de fin de ciclo y mancha ojo de rana. Este impacto positivo en la sanidad se traduce en mejoras en el rendimiento al prolongar el llenado de grano -por llegar a este momento con área foliar más saludable- y por el aporte de potasio en un momento de alta demanda. Los niveles de sanidad y rendimiento se incrementan sensiblemente cuando a las aplicaciones de fungicidas se le adiciona fosfito de potasio.

Estudios que brinden información nacional son llevados a cabo entre el Departamento de Sanidad Vegetal de Facultad de Agronomía (UdelaR) y Fanaproqui S.A. En Brasil estudios de evaluación de las aplicaciones de fosfito de potasio en el cultivo de trigo reportan disminución en la incidencia y severidad de Mancha Amarilla y Mancha Marrón al adicionar fosfito de potasio a las aplicaciones de fungicidas. También en Brasil el fosfito de potasio fue testeado en el cultivo de caña de azúcar.

En este caso se han logrando mejores rendimientos, en caña y en azúcar, significativamente más que el testigo tras la aplicación de siete litros por hectárea. Fanafos K a fines del pasado año, tras meses de estudio para la elección de las materias primas que más se adecuasen a un producto de la más alta calidad, Fanaproqui S.A. comenzó la fabricación de Fanafos K. Basados en los estudios realizados en Argentina, donde se probó el fosfito de potasio en soja con excelentes resultados tanto en sanidad como en rendimiento, es que ISUSA puso Fanafos K a disposición de los productores .

Análisis químicos realizados por LATU dan garantía que el 30% del fósforo declarado en esa formulación está bajo la forma de fosfito. El uso de Fanafos K es un complemento que permite mejorar la sanidad de los cultivos logrando mejoras en el rendimiento, agregando una molécula inocua para el medio ambiente, los animales y las personas. Además, Fanafos K permite su aplicación con una amplia gama de productos, mejorando el pH de las aguas y permitiendo una mayor eficiencia de los herbicidas y fitosanitarios.

Fanafos K… Nitrogenado!!

Para la presente zafra de trigo y cebada, Fanaproqui desarrolló Fanafos K Nitrogenado. Esta formulación agrega a todos los beneficios de Fanafos K un pequeño porcentaje de nitrógeno, que lo hace un producto más completo para su utilización en gramíneas como trigo, cebada, arroz y maíz.

Noticias Relacionadas